El Padre Nuestro (5)



Padre Nuestro:

Quinta afirmación: “Perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

Puede que la lección más importante de mi vida se encuentra expresada en la afirmación de hoy: “…como nosotros perdonamos…” El perdón es la llave maestra. Cuando perdono estoy siendo consciente que no me importa tanto lo que sucede a este lado de la existencia como mi deseo de hacer las cosas al estilo de Dios.

 Algunos dicen que perdonar es olvidar, pero las cosas no se olvidan por arte de magia, uno se acuerda de lo que le ha sucedido, de lo que fue divertido y lo que fue doloroso. Perdonar es decidir no guardar rencor y tener un sentimiento de amor hacia la persona que te ha hecho mal, que es más positivo que olvidar.

Podemos perdonar como Jesús cuando estaba en la cruz que pidió al Padre por los que le estaban crucificando diciendo: “Perdónales porque no saben lo que hacen”. Este tipo de perdón no es humano. No podemos perdonar de esta manera por nuestras propias fuerzas, por más que nos esforcemos no está en nuestra naturaleza humana. Por eso el Padre envió al Espíritu Santo quien nos inspira el deseo y el poder para perdonar.

En el mundo, en este universo dual, se nos enseña que hay buenos y malos. Que los buenos merecen cariño y los malos, castigo. Pero para el Espíritu Santo, solo hay criaturas de Dios confundidas, que algunos han sido un poco más iluminados, quizá bien educados, o con más suerte que otros. Así en Su forma de ver las cosas, cuando alguno de ellos está manifestando un acto de amor o bondad, ciertamente está expresando amor y cuando está manifestando un acto de ira o maldad está expresando de una forma inconsciente, una profunda necesidad de ser amado. Así pues, para el universo, hay buenos y malos, pero para el Espíritu Santo, para Cristo, solo existen los que expresan amor y los que necesitan amor, por lo tanto nosotros, que estamos aprendiendo  a amar, podremos perdonar si nos revestimos de esta forma de pensar del Espíritu Santo. Al que ama, le amamos, es fácil, al que necesita amor, le amamos, es posible también.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *