10 claves que tenemos que conocer al comenzar nuestra tienda online (y II)


Continuamos revisando diferentes aspectos de nuestra tienda online a tener en cuenta. No se trata de exponer especificaciones concretas ni de regalar recetas mágicas, pero sí de sentar unas bases sólidas que, además de aumentar nuestra productividad, nos permitan centrar la mayor parte de nuestro tiempo y energía en lo importante, las ventas. Cinco pasos que van a optimizar nuestro ecommerce y a sentar las bases del éxito.

En ecommerce no existen las fórmulas mágicas, pero hay ciertos pasos que sentarán buenas bases productivas.

  1. Navegación sencilla.

El usuario entra en tu negocio, sabe lo que quiere mejor que tú, y quiere encontrarlo rápido. Tiene que poder consultar los artículos de forma rápida y eficaz. Trabaja la resolución, las formas, la fotografía, las tallas, los materiales, lo que haga falta. Tenemos que crear la mejor y máxima experiencia de navegación posible a nuestro cliente.

Velero navegabilidad comercio online

Dos claves. La primera, sencillez y usabilidad. Que funcione siempre, no permitamos agujeros en el escaparate. La segunda, que sea intuitiva. Nosotros sabemos perfectamente donde está cada cosa, el cliente no. Vamos a despejarle el camino, a cortar el césped cada semana y a pasar la desbrozadora mensualmente. El usuario, y ojalá que futuro cliente, va a irá directamente de nuestra mano a donde cree que está lo que está buscando, de forma rápida y segura. No le obliguemos a registrarse antes de completar la compra, no pongamos piedras en el camino que ya no estamos en 2009. Y por supuesto, jamás cobremos nada que no hayamos anunciado antes, no nos suicidemos.

  1. Velocidad de carga

Si tu tienda online tarda más de 2 segundos en cargar y no te preocupa, déjalo. Apúntate a un curso de cocina, pasea, haz la maqueta del Titanic. No hay más.

Pero quieres bajar ese tiempo y no poner un puente plata para que huyan los usuarios, también puedes conseguirlo. Revisa la configuración de la plantilla de la tienda y el servidor que utilizas. Es bueno que valoremos con calma el hosting que contratemos para nuestra tienda, va a ser un factor decisivo para conseguir una velocidad digna.  Aquí no hay que ahorrar. Y por supuesto activaremos la caché desde el backoffice de nuestra web, nuestros usuarios guardarán la información para que no la tengan que descargar de nuevo una próxima vez.

  1. Las imágenes, impecables.

Venderemos por las imágenes. Son nuestro escaparate en la Gran Vía. Para nuestros productos fondos neutros, nos ayudará a centrar la atención el usuario sobre el objeto. Las imágenes serán totalmente nítidas y enfocadas. La resolución óptima debe tener entre 640 x 480 pixeles y 1024  x 768  pixeles, en formato jpg y tamaño de no más de 400kb. Como hemos dicho, los buscadores prefieren las webs que cargan rápido y el peso de las imágenes influye mucho en eso. Que todas las imágenes tengan una optimización parecida, hay que mostrar coherencia.

Un error habitual de principiante es subir las imágenes con cualquier nombre. Aunque pensemos que no es una estrategia frecuente es fundamental. Escojamos títulos descriptivos que se correspondan con la imagen y que incluyan, a ser posible, una palabra importante para su posicionamiento. De la misma forma etiquetaremos y añadiremos los tags pertinentes. Para conocer palabras pertinentes podemos usar el Planificador de palabras clave de Google.

Y jamás cometeremos el pecado de dejar vació el atributo Alt text, fundamental para que los buscadores entiendan la imágenes que subimos, intentaremos incluir la definición de la imagen y  palabras clave.

  1. Responsive

Las páginas que están adaptadas a telefonía móvil y tablets tienen más peso para ser mostradas como contenido relevante y de calidad. Desde el minuto uno tenemos que optimizar nuestra tienda online para hacerla accesible desde cualquier dispositivo.

SEO

Gracias al diseño responsive una misma web puede ser visualizada correctamente desde distintos dispositivos sin necesidad de hacer desarrollos individuales para cada tamaño de pantalla o dispositivo. Nuestra tienda online se redimensionará y colocará los diferentes elementos de la web automáticamente. De esta manera la experiencia de usuario será más consistente, lo que favorecerá un mejor posicionamiento orgánico en buscadores.

  1. Estrategia de marketing.

Es la décima, pero podía ser la primera. El coste de la tienda online, si queremos tener éxito, no va a suponer más del 15-20% del total. La mayor parte de nuestros gastos irán, y deberán ir, a marketing de contenidos, posicionamiento, campañas Adwords y marketing de redes. Muchos frentes abiertos, pero tenemos que hacer que nuestros clientes nos encuentren en internet si queremos vender, sí o sí. Sin dudas: el marketing online es el elemento más eficaz para atraer tráfico a nuestra tienda, nos ayudará en la captación, conversión y fidelización de potenciales clientes. Con un buen plan de marketing adaptado a nuestro negocio tendremos la hoja de ruta que nos acerque a nuestros objetivos. Se trata de optimizar la inversión en la medida de lo posible para rentabilizar beneficios.

Comenzaremos por un análisis de situación, un diagnóstico que nos ofrezca una panorámica clara y realista de nuestras posibilidades. Analizaremos todas las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas y marcaremos objetivos claros, tal vez la parte más crítica. Esos objetivos serán medibles, factibles y realistas. Lo conseguiremos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *