¿Quién limita?

El poder de un Hijo de Dios es ilimitado. Solo las limitaciones que la mente tiene respecto a esa verdad, son las que impiden que se exteriorice. La sanación de la mente y su entrenamiento son necesarios para salir de este estado de “no estar manifestando quien verdaderamente somos”.

Los dos paradigmas

“Yo comprendo que hay 2 paradigmas, el paradigma DEL MIEDO con cual tienen doblegado al ser humano para que no explote toda su capacidad como hijo de Dios, Hijo del Universo, y es «espectador» de los sucesos que acontecen en su vida diaria fruto de su «buena» ò «mala» suerte ò fruto del «destino», y el nuevo Paradigma en el cual sé es responsable del poder de sus pensamientos y que interactúa en su vida, siendo participante de los acontecimientos que vive día con día generando su propia realidad manifestando todo su potencial como hijo del universo, con la física cuántica testigo del poder cósmico, y uno es un microuniverso y la constelación de planetas que giran alrededor son las personas que conviven con nosotros fruto de nuestras percepciones de creación de nuestra mente.

 En el nuevo y verdadero paradigma UNO es su propio maestro, su propio Dios, su Propio Universo uno es todo y todo es uno, la religión no tiene nada que ver, la religión es parte del paradigma del miedo y son cadenas mentales. Cristo no se sacrifico por nadie ni porque fuéramos malos, el sacrificio es parte del paradigma del miedo y nada tiene que ver con CRISTO, lo importante es la RESURRECCIÓN ese es el mensaje importante en el cual señala que NO ES NADA la más grande agresión contra el hijo de Dios y después de todo a los 3 días regrese a la vida.”

Mick Mars

 

¿Dónde reside la FE?

La Fe es poderosa. “Si tuvieseis Fe como un grano de mostaza moveríais montañas”, pero ¿Dónde reside la Fe? ¿En la mente? ¿En el Espíritu?

Por definición, la Fe es la convicción de lo que no se ve, la certeza de lo que se espera. No estoy hablando del conjunto de creencias religiosas que algunos entienden por fe, sino de la capacidad de hacer que algo que no existía se materialice, que algo que estaba enfermo, sane, que algo que estaba muerto, resucite.  La convicción, es un estado mental, desde luego, pero la certeza…

Todos nosotros hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios y lo que ahora podemos ser o tener no es sino una sombra de lo que verdaderamente somos y algún día llegaremos a ver.

La Fe total, el espíritu perfecto, el amor absoluto ya existen en mí, pero no  puedo percibirlos y mucho menos exteriorizarlos en sus plenas facultados debido a la limitación de mi comprensión y mi falta de convicción acerca de que yo sea algo más que lo que ven mis ojos físicos.

UNO


El alma, es un ente único, que aunque puede manifestarse de formas individuales, mantiene una perfecta cohesión en sí misma aunque se encarne en multitud de seres humanos. Por eso todos somos hermanos porque somos el mismo ente, la misma alma. Por eso muchos tienen recuerdos de haber vivido otras vidas, porque efectivamente estaban ahí “en los lomos de sus padres”.

El alma es una “parte” de Dios, aunque como ya hemos dicho a menudo, en cuanto a Dios no podemos hablar de “partes”, pues Dios es UNO y todos sus hijos tienen una unidad perfecta con Dios de tal manera que también pueden decir que son Dios sin temor a equivocarse ya que pueden escoger verse a sí mismos como el alma que son o como la materia que son.

El alma se ha estado encarnando desde el principio de los tiempos hasta hoy para comprender por medio de  experimentar la dualidad, todo aquello que desde la perfección, desde la teoría, ya sabe.  Para poder experimentar lo que es a través de lo que no es.

En el momento que la mente del hombre comienza a ser consciente de la existencia del alma y desea regresar a “casa” comienza una “nueva vida”, un despertar, un nuevo nacimiento… Un camino de reparación y restauración de la mente errada del hombre hacia la mente de Cristo. Pero esto visto dese el lado de la mente humana, pues ni antes, ni después de este despertar ha cambiado el estado del alma, sino que lo que ha cambiado es la consciencia del “individuo hombre” con respecto al propósito de su existencia, con respecto a ser consciente de la existencia del alma.

El hombre, la mente del hombre, ha tomado consciencia de la existencia de Dios y comienza a vivir conforme al conocimiento del alma, que poco a poco va despertando en la mente.

Ved por qué es así y luego decidid

El Cielo no es un lugar concreto, sino un estado de unidad perfecta con el Padre  (el padre/madre, la mente universal, Dios, la Fuente…) El Cielo está aquí, solo que no podemos percibirlo por causa de la corrupción.
El Universo está alterado, corrompido por la influencia de la mente errada sobre él. La mente errada ha alcanzado un elevado grado de control sobre todas las cosas, pero cae por su propia incapacidad de sostenerse a sí misma. Se está viendo y aun se verá más.
 
Examinadlo todo, retened lo bueno. Ved porqué es así y luego haced lo que da resultado. 

El poder de la oración

La oración es una fuerza tan poderosa… La hemos subestimado tanto…

 La oración puede mover montañas si tan sólo se lo permitimos. Si sólo te dieras cuenta de lo poderosa que la oración puede ser… nunca te sentirías sin esperanza.

Puedo hablar y pedir a los ángeles por ayuda, les pido a los ángeles interceder, pero yo no rezo a ellos. Rezo sólo a Dios. La oración es la comunicación directa con Dios.

No se ora nunca solo. Cuando oras a Dios hay una multitud de ángeles de oración allí, rezando contigo, sin importar tus creencias religiosas o cómo te comportas. Ellos están ahí mejorando tu oración, intercediendo en tu favor e implorando a Dios que conceda tu oración.

Cada vez que oramos, incluso si es sólo una palabra, los ángeles de la oración son como un río sin fin, que fluye a una velocidad tremenda hacia el cielo con nuestras oraciones.

Nada es demasiado trivial … o demasiado grande para orar por cualquiera de los dos. A veces, nos sentimos abrumados por una situación como una guerra o una hambruna y sentimos que no podemos hacer nada para ayudar. Sí podemos. Podemos orar. Cuando nos sentimos conmovidos por algo que vemos en las noticias de la televisión o leído en un periódico, podemos decir una oración…

Cuando escuches una ambulancia o pases junto a un hospital, di una breve oración para quien está enfermo y para aquellos que cuidan de ellos.

Cuando ves a alguien en dificultades en la calle, di una oración por él. Todos tenemos que ampliar nuestro círculo de oración fuera de nosotros mismos, nuestra familia y amigos.

Estás llamado a orar por otras personas – incluyendo a las personas en el mundo a quienes nunca hemos conocido.

Creo que todos y cada uno de ustedes ha tenido una demostración el poder de la oración en su propia vida. Piensa en ello!

Traducido de la web de Lorna Byrne.

http://www.lornabyrne.com/prayer/the-power-of-prayer/

Lazos almáticos

Los «lazos almáticos» son cadenas que nos atan a otras personas, los cuales limitan nuestra (y suya) necesidad de seguir creciendo.

Maestros de Dios

Un maestro de Dios guía a aquellos que siguen sus enseñanzas de tal forma que pueden escoger libremente si le siguen o no y no sienten coacción. Vive lo que enseña y enseña aquello que él mismo está aprendiendo. Se equivoca, falla, es humano. Acepta humildemente la corrección de sus hermanos. El maestro enseña la Verdad y da libertad y tan a gusto se siente el que le sigue de cerca como el que le sigue de lejos, se siente bienvenido.

Ángeles sanadores

Id por el mundo, ángeles sanadores, con el Guía Celestial como corcel. Obrad sobre aquellos que yo amo.

Dejadme sentir el rayo intenso de los ángeles sanadores en mi Ser. Posa el rayo de tu Mano Santa y permite que la sanación llegue así. Comoquiera, sea la voluntad de Dios.

(Oración invocando a los ángeles sanadores)

Confianza

Aún en medio del sufrimiento, de las guerras, del hambre o el dolor, la persona que confía en su Creador encuentra descanso y paz. Quizá no puede comprender qué está sucediendo y porqué, pero no le importa, confía y ya está (aunque también todo eso tiene una explicación). Presenta a Dios su sufrimiento como una ofrenda y descansa, confiando en que todo puede ir mejor. Ni las circunstancias adversas, ni las personas negativas, ni lo que ve o oye le aleja de su propósito de ver lo que será y no lo que parece que es. El Espíritu Santo rodea con su poder a quien así se lo pide, otorgándole esa paz sobrenatural y ese firme propósito. Los ángeles le ayudan y le guían en el camino.

Todo está bien en su mundo, conforme a al voluntad de Dios, en armonía para con todo el mundo.