Trabajar la mente antes que el negocio

La cantidad de dinero que poseemos está directamente relacionada con nuestra capacidad de creer que podemos tenerlo. Posesión y creencia deben crecer armónicamente.

El dinero tiene una determinada vibración en función de su cantidad. La frecuencia, la vibración en la que mentalmente estamos ubicados, sincronizará una vibración similar que se traduce en el plano físico en una cierta cantidad de dinero.

No importa si montas un negocio, te toca la lotería o heredas, si la vibración mental no está en consonancia, el negocio no prosperará y no durará el dinero.
Por eso muchas empresas de éxito montan reuniones espectaculares en cuanto a grandeza y derroche para sus comerciales y agentes de ventas, para que piensen a lo grande, pues saben que es mucho más efectivo potenciar la mentalidad de grandeza que equipar las habilidades.

Por eso, desde el Nuevo Pensamiento Espiritual y otras entidades como esta, se recomienda una y otra vez, que si lo que quieres es vivir en abundancia, no te concentres tanto en cómo lo vas a hacer, sino en trabajar una mente exitosa.

Habrá momentos cuando parecerá que nada ocurre en el exterior, pero has de confiar que todo lo que te sucede tiene el propósito de cambiarte en el interior para conducirte hacia tus propias metas.
Confía que aquello que deseas ya está creado en otro plano y solo falta tender el puente adecuado.

Sobre todo, para todos aquellos que desean la prosperidad en su vida, confiar que este es un universo de amor y que si las cosas que deseamos no llegan, es porque no es el momento adecuado y que antes es más importante trabajar en otros aspectos de la vida. Solo confía y ten fe, todo llegará