El eterno debate literal vs metafórico

La Biblia no es un manual de instrucciones. Un manuscrito tan sagrado que no se puede contradecir, que fue dictado y debe ser interpretado al pie de la letra. La Biblia la escribieron personas humanas con sus propias dificultades y limitaciones.

Todo estudiante de la Biblia sabe que no fue dictada sino inspirada. Que la inspiración es el soplo de una idea divina en la mente humana y que ésta se ve afectada por los demás contenidos de la mente. Es decir, que los prejuicios, la cultura y los pensamientos de su autor influyeron en la redacción. Que incluso, algunos pasajes es muy posible que fueron escritos posteriormente a la muerte de su supuesto autor.

La propia Biblia dice que no se debe de seguir el legalismo de la letra sino el espíritu de lo escrito. Pero una gran mayoría, prefiere seguir lo literal, o la interpretación oficial, porque así no tiene que pensar (Hay una minoría que sigue lo literal porque verdaderamente cree que debe ser así)

Pienso que, si Dios hubiera querido escribir un manual de instrucciones que no diera lugar a dudas y diversas interpretaciones como las hay, lo hubiera hecho. Pero no  quiso. Porque su propósito con respecto a nosotros no es que le sigamos como ovejas al pastor (quizá sí al principio, cuando uno está confuso o débil) sino que desarrollemos al Cristo que está en nuestro interior por medio del estudio, la meditación, la comparación, la oración… el desarrollo y trabajo interior personal, de cada uno.

Comprender lo que es por lo que no es

La Ley religiosa, los mandamientos, las leyes escritas en la conciencia, fueron dados para que las personas tuvieran consciencia de lo que no son capaces de ser. Generar el consecuente sentimiento de culpabilidad y  provocar el alejamiento de la mente de la consciencia de quien es realmente. El alma necesita experimentar lo que es por medio de lo que no es. Dios eligió esta manera de comprensión.

Algunos enseñan a condenarte por hacer lo que Él planificó que hicieras y en eso están equivocados.

Esta vida es el proceso de experimentar la separación y trabajar en el regreso a lo perfecto como medio para adquirir la consciencia de lo que ya se poseía.

La oración constante

“El control del pensamiento es la forma más elevada de oración. Por lo tanto, piensa sólo en las cosas buenas, en las correctas. No ahondes en la negatividad y en la oscuridad. Incluso en momentos cuando la situación parece sombría, especialmente en esos momentos, ve sólo la perfección, expresa únicamente gratitud e imagina sólo la manifestación de perfección que elijas.

En esta fórmula se encuentra la tranquilidad. En este proceso se encuentra la paz. En este acontecimiento se encuentra la alegría.

…Si asumes una perspectiva diferente, tendrás un pensamiento diferente respecto a todo. De esta manera, habrás aprendido a controlar tu pensamiento y, en la creación de tu experiencia, el pensamiento controlado lo es todo.

Algunas personas llaman a esto oración constante.”

(Conversaciones con Dios III, Neale Donald Walsch)

 “Se necesita valor para crecer y llegar a ser lo que realmente eres” (E.E. Cummings)

Puedo elegir lo que creo y lo que no

Si creo que hay alguna cosa en este mundo o fuera de él que verdaderamente pueda hacerme daño, le estoy dando el poder para hacerlo (aunque en realidad no puede, pues ni aun la muerte es muerte, pero si yo lo creo, para mi es real) “Ni una hoja cae de un árbol sin el consentimiento de Dios – Energía – Fuente” Puedo elegir pensar que todo tiene un propósito o puedo elegir pensar que Dios se ha equivocado. Pero no puedo estar en una posición intermedia.

Recuerda siempre: No hay nada que verdaderamente pueda hacernos daño pues somos seres eternos.