La creación del universo.

Mucha gente oye hablar de esta capacidad que los seres humanos tenemos de participar en la creación del universo por medio del pensamiento y se emociona. Le gusta la idea de la Ley de la Atracción y comienza a imaginar cosas y no pasa nada. Poco a poco va perdiendo fuerza y va dejando la disciplina de sostener el pensamiento, especialmente cuando vienen “hechos” y “realidades” contrarias. 

Otros cuando tienen una visión clara de algo que quieren hacer, se lanzan a ponerlo en práctica antes que se haya cumplido el tiempo de gestación* necesario. Por ejemplo, un compañero mío soñaba con dejar su trabajo y montar una empresa. Él conocía la ley de la atracción y me animaba a que yo montara la empresa con él. Me parecía buena idea pero aun no tenía la plena certeza de que era mío (clave fundamental para pasar al plano físico) y le dije que debíamos esperar. El no quería esperar, sabía que tenia la visión, iba a ir todo perfecto, “hay que tener fe “me decía”. Bien, el caso es que montó la empresa justo al inicio de la crisis del 2009 y el 2011 cerro con perdidas. ¿Dónde está el secreto, entonces? ¿Qué es lo que mi amigo hizo mal?

 En el libro de Génesis, capítulos 1 y 2, se relata la creación del universo en lo que tradicionalmente se interpreta como la recopilación de dos versiones que eran difundidas de padres a hijos aprendiéndolas de memoria como era habitual en la antigüedad. Pero, esas dos “versiones” están puestas ahí con un propósito.

 En el primer capítulo Dios crea el universo en 6 días. Cada día avanza un paso en lo que él consideraba necesario. El espacio, la luz, la materia, los estados de la materia, las plantas los seres vivos… etc.  No vamos a entrar en detalle de analizar cada paso, pues no es el propósito de este breve análisis pero es importante tener en mente que cada día se concentró en crear un aspecto determinante.

 Tanto la cronología de la creación como su duración, entran en conflicto con las leyes y opiniones científicas generalizadas. Esto ha sido causa de discusión desde que existe la ciencia.

 Los teólogos fundamentalistas defienden que son 7 días literales y los científicos han calculado con un error del 0,87% que tiene 13.730.000.000 años.

 ¿Quién tiene razón? No dudamos en que Dios es capaz de crear el universo de un chasquido, si Él quisiera lo haría así. Pero yo interpreto que no lo hizo así.

 Vamos ha hacer un análisis detallado del día sexto en el que Dios crea al ser humano. Este día es detallado en el capitulo 1 y en el capitulo dos de formas muy distintas.

 En el capitulo 1 dice:

 Gén 1:26  y dijo:  «Hagamos al ser humano

 a nuestra imagen y semejanza. 

  Que tenga dominio sobre los peces del mar, 

  y sobre las aves del cielo; 

  sobre los animales domésticos, 

  sobre los animales salvajes, 

  y sobre todos los reptiles

  que se arrastran por el suelo.»

 

Gén 1:27  Y Dios creó al ser humano a su imagen;   lo creó a imagen de Dios. 

  *Hombre y mujer los creó.

 Y en el capítulo 2 dice:

 Gén 2:7  Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra,  y sopló en su nariz hálito de vida,  y el hombre se convirtió en un ser viviente.

 Gén 2:21  Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y,  mientras éste dormía,  le sacó una costilla y le cerró la herida.

 Gén 2:22  De la costilla que le había quitado al hombre,  Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre,

 Gén 2:23  el cual exclamó

 

Como podemos ver, en el capítulo 1 Dios lo creo (y fue una realidad), y en el capitulo dos, Dios tomo barro, formó al hombre, le sopló, le dio el espíritu, le anestesió, formó a la mujer… (yo pienso que el termino “hombre” se debe traducir como humano, y que el primer hombre tenía todo de hombre y todo de mujer y que lo ocurrió es que se separó en lo que hoy vemos como hombre y mujer) No nos desviemos, capítulo 1 Dios lo creo, capitulo dos, Dios tomo barro, formo…etc.

 En el capitulo 1, Dios se tomo un día entero para crearlo, pero ¿Dónde lo creo? Porque en el capitulo dos tardó algo más y según la ciencia bastante más… ¿entonces?

 Primero, pensó lo que quería, lo creo en su mente, le dio forma mental y diseño todos y cada uno de sus detalles. Un día de Dios para crearlo. Después que fue una realidad en su mente, comenzaron a suceder cosas en el plano físico. Tomando el tiempo necesario en este plano y según las leyes de este plano (algunas todavía por descubrir, que Newton no estaba tan acertado parece ser). Además tuvo que intervenir en varias ocasiones en el curso de la historia, cosa que procura evitar.

Así se nos enseña  que Dios tomó 6 días en lo que parece que fue un gran esfuerzo mental, pues al séptimo descansó, para crear en su mente lo que tardó 13.730.000.000 años en darle forma física y energética (y aún no ha terminado)

En conclusión, debemos seguir este ejemplo magno, de tomar el esfuerzo mental de crear algo que deseamos y no parar de pensar en ello, repetirlo, pintarlo, darle forma mental hasta que aparezca en tu corazón la convicción de que es tuyo. Cuando eso ocurra, que pueden pasar años dependiendo de nuestra capacidad de concentración, la materia sin formar se comienza a transformar de una forma que no se puede explicar ni comprender, pero suceden cosas que confluyen en la consecución de lo que primero hemos creado. También pueden pasar años.

 En esta fase, ciertas cosas pasan delante de nosotros y debemos de tener el valor (fe, confianza)  para cogerlas. Pero…. Este es otro tema 😉

Si has leído hasta aquí es que te apasionan estos temas tanto como a mí. Gracias por tu compañía. Deja un comentario, siempre se agradece.

 

 

*La ley de la gestación es uno de los pilares básicos del nuevo Pensamiento, junto con la Ley de Atracción y La ley de la gratitud (Hay otras leyes menores, aunque no menos importantes) 

Trabajando la forma de pensar para ser más feliz

La calidad de vida nunca excederá a la calidad del pensamiento.

Queremos buenos políticos, buenos trabajos buena vida… analicemos:  de qué hablamos?  cómo pensamos? qué energías predominan en nuestros pensamientos, palabra… y dentro de dos, tres cinco años preguntémonos por qué.

Sufrimos más con lo que nos imaginamos que con lo que de verdad sucede.

Encontré este vídeo en mis archivos y no se bien su autor.  Así que, agradecimientos y bendiciones al autor anónimo. 🙂

 

La calidad de vida difícilmente excederá a la calidad de tus pensamientos. Cambia tu forma de pensar y cambiará tu vida.

Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente.

La negatividad es una de las energías que más debilita al sistema inmunológico.

La vida se vuelve más fácil cuando apartas a la gente negativa.

Cuando nos apartamos de personas complicadas hasta la salud mejora.

Lo único imposible es aquello que no intentas.

Haz que tu sonrisa cambie el mundo, pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa.

Jamás esperes un resultado positivo teniendo una actitud negativa.

No conviertas un mal momento en un mal día.

Una persona positiva convierte sus problemas en retos,, nunca en obstáculos.

Necesitas solo a una persona para ser feliz: TU.

Necesitas solo a una persona para que tus circunstancias mejoren: TU

Necesitas solo a una persona para que tu vida mejore: TU

Necesitas solo a una persona para que tu vida cambie: TU

No seas de los que esperan toda la semana a que sea viernes, todo el año a que lleguen las vacaciones, toda una vida para ser feliz… disfruta el presente, ahora. En este preciso momento.

La única diferencia entre un buen día y un mal día es tu actitud.

La vida es demasiado corta para ser feliz solo los fines de semana. Toma decisiones para que cada día sea un día feliz.

La felicidad no viene sola. Tienes que crearla. Visualiza cada día las circunstancias en las que quieres verte rodeado.

La vida te ha regalado un nuevo día para que lo rellenes de momentos felices.

Un pensamiento positivo por la mañana puede cambiar tu día por completo. Lo mismo si el pensamiento es negativo.

Una semana feliz solo se consigue día a día, minuto a minuto. Vive el presente. El presente es un regalo, por eso se llama presente 🙂

La felicidad no es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida.

No es que las personas felices sean agradecidas, es que las personas agradecidas son felices.

¿Es positivo porque le van bien las cosas? o ¿le van bien las cosas porque es positivo? Elije la respuesta.

La felicidad está dentro de nosotros.

La felicidad, como la gripe, es un estado que se transmite, se contagia y se propaga… entonces, formemos una epidemia!

No pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me tocó vivir, quiero hacer la diferencia.

Reilusiónate cada día como una actitud de la voluntad. No esperes a la emoción.

Aquí y ahora decido ser feliz.

Pongamos de moda la felicidad.

Estado civil: Completamente feliz!

 

Las Diez Causas del Fracaso del Liderazgo

las diez causas del fracaso en el liderazgo

En esta interesante lista, repasamos las Diez Causas del Fracaso del Liderazgo que estoy seguro que, si eres un líder, un responsable de equipo te verás reflejado en alguna de ellas o si eres un súbdito lo vas a ver en tu jefe o líder.

Tan importante como analizar el correcto comportamiento de un líder es considerar aquellos aspectos negativos que se deben evitar.

Lo importante de esta lista, es considerar estos aspectos para evitarlos en la vida de uno mismo y no para criticar o despreciar, pues todo lo que no construye, destruye.

Las Diez Causas del Fracaso del Liderazgo, por Napoleon Hill

1. Incapacidad para organizar detalles. Un liderazgo eficiente requiere capacidad para
organizar y controlar los detalles. Ningún líder genuino está jamás «demasiado ocupado» para
hacer cualquier cosa que se le pueda pedir en su condición de líder. Cuando un hombre, ya sea en
calidad de líder o de asistente, admite que está «demasiado ocupado» para cambiar de planes, o para prestar atención a una emergencia, está admitiendo su incompetencia.  El líder de éxito debe ser quien controle todos los detalles relacionados con su posición. Esto significa, por supuesto, que ha de adquirir el hábito de delegar los detalles a asistentes capaces.

2. Mala disposición para prestar servicios modestos. Los líderes realmente grandes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor que se les pida que hagan. Que «el mejor de entre vosotros será el sirviente de todos» es una verdad que todos los líderes capaces observan y respetan.

3. Expectativas de gratificación por lo que «saben», y no por lo que hacen con aquello que saben. El mundo no paga a los hombres por lo que «saben».  Les pagan por lo que hacen, o impulsan a hacer a otros.

4. Temor ante la competencia de los seguidores. El líder que teme que uno de sus seguidores pueda ocupar su puesto está prácticamente condenado a ver cumplidos sus temores tarde o temprano.  Entrena a suplentes en quienes pueda delegar, a voluntad, cualquiera de los detalles de su posición. Sólo de ese modo un líder puede multiplicarse y prepararse para estar en muchos lugares, y prestar atención a muchas cosas al mismo tiempo. Es una verdad eterna que los hombres
reciben más paga por su habilidad para hacer que los demás trabajen, que lo que ganarían por su propio esfuerzo. Un líder eficiente puede, a través del conocimiento de su trabajo y del magnetismo de su personalidad, aumentar en gran medida la eficacia de los demás, e inducirlos a rendir más y mejores servicios que los que rendirían sin su ayuda.

5. Falta de imaginación. Sin imaginación, el líder es incapaz de superar las emergencias, y de crear planes que le permitan guiar con eficacia a sus seguidores.

6. Egoísmo. El líder que reclama todo el honor por el trabajo de sus seguidores está condenado a generar resentimientos. El verdadero líder no exige honor alguno. Le alegra ver que los honores, cuando los hay, son para sus seguidores, porque sabe que la mayoría de los hombres trabajarán con más entusiasmo por recomendaciones y reconocimientos, que sólo por dinero.

7. Intemperancia (Falta de templanza). Los seguidores no respetan a los líderes intemperantes. Además, la
intemperancia en cualquiera de sus diversas formas destruye la resistencia y la vitalidad de
cualquiera que se deje llevar por ella.

8. Deslealtad. Quizás esta causa debería encabezar la lista. El líder que no sea leal con su organización y con su equipo, con quienes están por encima de él y con quienes están por debajo, no podrá mantener mucho tiempo su liderazgo. La deslealtad le señala a uno como alguien que está en el nivel del polvo que pisamos, y atrae sobre su cabeza el desprecio que se merece. La falta de lealtad es una de las principales causas de fracaso en todos los terrenos de la vida.

9. Acentuar la «autoridad» del liderazgo. El líder eficiente enseña mediante el estímulo y no intenta atemorizar a sus seguidores. El líder que trata de impresionar a sus seguidores con su «autoridad» entra en la categoría del liderazgo por la fuerza. Si un líder lo es de verdad, no
necesitará anunciarlo, a no ser mediante su conducta, es decir, con su simpatía, comprensión y sentido de la justicia, y demostrando, además, que conoce su trabajo.

10. Insistir en el título. El líder competente no necesita «títulos» para obtener el respeto de sus seguidores. El hombre que insiste demasiado en su título, generalmente no tiene mucho más en qué apoyarse. Las puertas del despacho de un verdadero líder permanecen abiertas para todos aquellos que deseen entrar, y su lugar de trabajo está tan libre de formalidad como de ostentación.
Entre las causas de fracaso en el liderazgo, éstas son las más comunes. Cualquiera de ellas es suficiente para provocar el fracaso. Estudie cuidadosamente la lista si aspira al liderazgo, y asegúrese de no cometer ninguna de estas faltas.

Mucha gente se descarga los libros buenos en pdf sin pagar los derechos del autor. Yo siempre recomiendo comprar los libros buenos, los que te inspiran y te han dado algo valioso a tu vida.

Si también eres de esta opinión,  Aquí tienes el enlace para comprarlo.

esta es la edición estándar:

Y esta es la edición diamante:

Click aquí para el Post Anterior acerca de las características principales de un lider.

 

aprenderas

Aprenderás que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas

aprenderas

Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse y que compañía no siempre significa seguridad.

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas…comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado.

Aprenderás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas… Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma… descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias, y que no importa que es lo que tienes en la vida, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que uno elige.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.
Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el placer de disfrutar su compañía.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros cuando será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

Descubrirás que se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto.

Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve…

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuán delicada sea la situación: siempre existen dos lados.

Aprenderás que los héroes son las personas que hicieron lo necesario, enfrentando las circunstancias… aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.
Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con lo que has vivido.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones.
Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y sería una tragedia si lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.
Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que solo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero no saben cómo demostrarlo…

No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.
Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te mande flores.

Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía mas. Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla.

—————————————–

Nota del editor: Si buscas este texto por Internet, verás que lo citan como «Aprenderás de William Shakespeare»,  pero no hay ninguna prueba de que este texto (hermoso y de gran calidad humana) sea de él.  No se corresponde con ninguna de sus obras originales. No hay prueba literaria de su autoría y los expertos dicen que no se ven rastros de su estilo.