La Biblia no es un manual de instrucciones literal

En el Nuevo Pensamiento Bíblico, vivimos una interpretación no literal, abierta e intelectual de la Biblia basada en el más profundo deseo de amar a Dioscon todo el corazón con toda la mente y con toda el alma y al prójimo como a uno mismo. Los dos mandamientos que Jesús nos dijo que debíamos guardar. Porque toda la ley se resume en esos dos mandamientos.

Creemos en los milagrosy estudiamos metafísica para comprenderlos. Pensamos que la Biblia es un Curso de Milagros escrito en un lenguaje que en su época podía ser comprendido.

Entendemos que La Biblia tiene textos de enseñanza literal y de enseñanza metafórica. Algunos de los cuales fueron inspirados por Dios, otros fueron añadidos por los hombres y otros fueron retirados por los hombres y ya no están en la Biblia de hoy día. Que la Biblia es útil para enseñar, para apartarse del mal, para elevar el conocimiento, para aprender sabiduría y justicia, para comprender la salvación.

 

Pensamos que no es el único libro inspirado por Dios. Que hay otros textos antiguos y modernos que contienen la Palabra de Dios. Cada creyente debe confiarque el Espíritu Santo en él es poderoso para guiarle a la Verdad y no temer.

Que no pongan cadenas a tu relación con Dios

El caminoal Cielo es un sendero que cada persona tiene que decidirtransitar y esforzarsepara permanecer en él, pero no podría ir a ninguna parte si Cristono hubiese preparado ese camino y tampoco podría permanecer en él por más que se esforzara si el Espíritu Santo no me ayudara. El camino es ser uno con Cristo conocer la Verdad y decidir la Vida. Es amar y perdonar.

Algunos piensan que la obra de Cristo comenzó en la Cruz, pero realmente empezó en el mismo instante en que Elohim comenzó a crear el Universo. Trabajó en Eva, Adán, Caín, Set, Enoc, Job, Abraham… Todos ellos y muchos anónimos que no se mencionan en la Biblia, recibieron a Cristo en sus vidas, quizá sin saberlo, mucho antes del año cero, por medio del Espíritu Santo, quien ya se movía poniendo orden sobre la faz del abismo cuando todo estaba desordenado y vacío. Recibir a Cristo es el acto del profundo deseo de unirse con Dios. De decidir no darle importancia a las cosas de este mundo. De decidir amar y perdonar. El ser humano debe tomar la acción de decidir ir en una dirección determinada y Dios pone el camino.

Entendemos que Jesús nuncatuvo la intención de que se fundara una religión (organización con normas, cosas permitas, cosas prohibidas y líderes a los que hay que obedecer), sino que cada persona tuviera una relación personal con Dios. El Espíritu Santo nos ayuda y capacita con esto. Su vida, fue una continua enseñanza de cómo los hombres podemos vivir. Su muerte fue la ilustración de lo que estaba enseñando: que esta vida no es lo que importa.

No estableció liderazgos, jerarquías y titulaciones, esto es algo necesario solo para las organizaciones y como tales deben entenderse las religiones, una cuestiónpuramente humana.

La Libertad a la que Cristo nos ha llamado es para conducirnos hacia el Cielo y cabe la posibilidad que alguien use la libertad para el libertinaje, pero Jesús ya sabía eso.
 No permitiré que pongan cadenas a mi relación con Dios y con los demás. Me Someteré a las autoridades civiles para el buen funcionamiento del país o a las autoridades de mi trabajo, ONG o iglesia mientras no traten de estar por encima de mi conciencia, que es la máxima autoridad en mi propia vida, contra la cual me juzgará Dios.

•*¨`*•. (¯`´¯) (¯`´¯) .•*¨`*• . . . •*¨`*•.¸(¯`´¯)(¯`´¯)•*¨`*•.

El Nuevo Pensamiento Bíblico es una ideología. Una forma de entender la vida y las relaciones.

Poderosa mente

Lo que  quieras que tú esperes normalmente, o aquello con que tú cuentas en mal o en bien, ésa es la condición en que vives o verás manifestarse.

La dificultad de este razonamiento es que la mayoría de estas percepciones de la vida ocurren en la mente subconsciente. El estudiante de metafísica, debe entrenar su mente para pasar los conceptos de la mente consciente, (lo que quiere y desea que sea) a la mente subconsciente o dicho de otro modo al lugar donde algo se cree y se practica sin darse uno cuenta.

Algunos me dicen que estas cosas son tonterías y no creen que sea verdad y yo les digo: ¿tú te pondrías delante del espejo cada mañana diciendo: soy el más tonto del mundo, un inútil, feo y no valgo para nada? ¿lo harías? A que no. Pues entonces sí crees.

Cuando una creencia negativa está alojada en el subconsciente, por ejemplo lo que nos decía nuestra madre de pequeños: ¡si se te enfría el sudor te acatarrarás! éste (el subconsciente) actúa como un robot, hace lo que se le enseñó sin preguntar: Sudor frío – provocar catarro. Así no solo con nosotros mismos sino que trata de influenciar en el entorno.

La manera de quitar una sentencia negativa es mediante otra positiva. Es lo que en metafísica se llama “hacer un tratamiento”.

Siguiendo el ejemplo del catarro, primero debo negar. “No quiero el catarro, no lo acepto y no estoy de acuerdo en tenerlo” Después debo afirmar: “Soy un hijo de Dios y mi cuerpo debe manifestar la plenitud y la salud”.

Si tuviésemos fe como un grano de mostaza, esto sucedería inmediatamente, sino, hemos de confesarlo durante el tiempo suficiente para llegar a creerlo y poco a poco, nuestra fe irá creciendo. Al igual que en física tradicional el tiempo y el trabajo están directamente relacionados para producir una potencia, (con poco trabajo y mucho tiempo se consigue la misma potencia que con poco tiempo y mucho trabajo), así en las cosas espirituales, el tiempo siempre juega en nuestro favor. Ser constantes con poca fe durante mucho tiempo producirá el mismo resultado que ser constantes con mucha fe durante poco tiempo. Cada cual tiene lo que tiene y no ha de preocuparse por ello. Vamos creciendo.

La negación debe realizarse una única vez y declara que ya está dicho y hecho. Ya que es contraproducente enfocar en lo negativo.

La afirmación debe repetirse una y otra vez hasta que penetre en el subconsciente.

La mente es poderosa. Muchas de las situaciones que nos rodean solo son proyecciones de nuestra mente inconsciente. La mente no es el cerebro. Éste es el hardware solamente. El soporte físico para que la mente pueda relacionarse al nivel de la forma.

LO QUE PIENSAS SE MANIFESTARÁ. No solamente en tu cuerpo y tu carácter. En lo exterior. En lo material. En tus condiciones. En lo que te ocurre. TU PROPIO CONCEPTO ES LO QUE TÚ VES SUCEDER.

Si tienes formado el concepto de que la buena salud es el estado natural del hombre, serás de constitución saludable. Si tu concepto es que la riqueza es inevitable, es más probable que termines siendo rico. Decide considerar si tu destino es la pobreza, los accidentes, la muerte, los achaques de la vejez, la mala suerte,  ser víctima de la maldad, la lucha constante… o por el contrario considerar que tu destino es la riqueza, el bienestar, la vida eterna,  una madurez dorada, la buena suerte, ayudar a los que han perdido el rumbo, la plenitud sin esfuerzo…  se trata de una elección que primero sucede en la mente.

¡Solo empuja!

La Roca

Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas. El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Por muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas…y esta no se movía. Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.

Como el hombre empezó a sentirse frustrado, Satanás decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente:

 -«Has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido». Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión.

 -Satanás le dijo: «¿Por qué esforzarte todo el día en esta tarea imposible? Solo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente».

El hombre pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos:

 -«Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado? «.

El Señor le respondió con compasión:»Querido amigo, cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era empujar contra la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero ¿en realidad fracasaste?. Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras.

A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste alguna vez. Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar tu fe en mi. Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo moveré la roca».

(Extraido de la web)

Siete principios de metafísica (7)

Siete principios básicos en metafísica.

7.-  El  principio de la generación.

El Principio de Generación dice textualmente: «La generación existe por doquier. Todo tiene sus principios masculino y femenino. La generación se mantiene en todos los planos».

El Principio de Generación se refiere a la Creatividad. A la capacidad de crear. Para crear algo nuevo, es necesario la conjugación de dos energías: la masculina y la femenina. Este principio está muy relacionado con el de polaridad porque habla de dos energías opuestas, pero se diferencia de aquél porque se refiere exclusivamente al proceso de creación. El género es otra expresión de la  dualidad, la cual solo se manifiesta a nivel de la forma, es decir, en el plano de este universo creado. El género no existe en el Cielo o en Dios. Siempre que hablemos de opuestos, debemos recordar que parecen opuestos.

Este principio no se refieres solamente al sexo, el cual solo es una de sus manifestaciones.

La energía Femenina es la receptiva, creativa, imaginativa y pasiva. La energía Masculina es la dinámica, activa, agresiva y es la que regula la capacidad de dar.

Al igual que en el símbolo del Yin-Yan uno contiene una parte del otro, en el principio del género, uno contiene una parte del otro, y donde termina uno comienza el otro. Nada ni nadie está completo sin la otra parte. No  se puede crear sin la conjunción de ambas energías o polaridades.

Ambas polaridades pueden estar en un mismo ser, aunque no es lo habitual.

Cuando dos polaridades opuestas se juntan se produce energía que puede acabar por destruir a las partes o conseguir fusionarlas en uno solo. Cuando dos personas de género opuesto se juntan tienen como meta llegar a ser uno solo, pero a veces ocurre lo contrario. Pensamos que algo he hecho mal o guardamos rencores, pero las cosas son a veces muy sencillas si se conoce el origen que las causó. Es un buen momento para perdonar.

——————————–

Siete principios de metafísica (6)

Siete principios básicos en metafísica.

6. El principio de causa y efecto

«Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa.»

Nada ocurre por casualidad, sino que es producto de alguna ley o principio aunque no sea conocido todavía. La suerte es un concepto cuestionable y muchos piensan que no existe. De lo que se siembra se recoge. He conocido personas que siembran crueldad, calumnia, malhumor, violencia o mezquindad y esperar tener salud, amor, fortuna, felicidad.. y se preguntan porque es tan cruel el mundo.  Ser parte de la causa en lugar de sufrir el efecto es una elección. Elegir el poder y la fuerza del perdón, elegir la forma de pensar del Espíritu Santo es una decisión. Bendecid y no maldigáis, perdonad a los que os ofenden, orad por los que os calumnian.

Quizá no puedes aceptar las ideas que compartimos en el Nuevo Pensamiento, quizá no puedes creer todo lo que decimos, pero siempre puedes creer en el Espíritu Santo. El es guía y luz para quien invoca el nombre de Dios. Cada ser humano tiene la capacidad de recibir el Espíritu Santo, o a Cristo quienes son el mismo, y ser guiado directamente por él. No dejes que te digan lo que tienes que pensar, si no es lo que quieres. Las herejías se multiplicarán, es cierto, pero estoy convencido que Dios prefiere al hereje o pecador que le ama de corazón que al sabio docto en las escrituras pero que no siente amor. El amor es la clave, porque Dios es amor.

Siete principios de metafísica (5)

Siete principios básicos en metafísica.

5. El principio de ritmo

«Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.»

Este principio como el de polaridad, son leyes que rigen el Universo. Todo el que pertenece al Universo, está bajo la influencia de este principio.

Este principio encierra la verdad de que todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad, visto anteriormente. Las estrellas, los planetas, los seres vivos, la mente, la energía, las civilizaciones… todo tiene la tendencia natural de ir de un polo a otro.

Sin embargo, este principio no se puede aplicar a Dios, el cielo y sus habitantes, donde reina la inmutabilidad.

Quien quiera alcanzar cierto grado de maestría espiritual, debe trabajar su concentración para no ser influenciado por este principio. Trabajar para permanecer en un estado positivo y no seguir la corriente del momento que arrastra a las masas en una dirección u otra.

Este universo en el que vivimos, con sus leyes y principios (que parecen reales para nosotros y con dificultad escapamos de su influencia) desaparecerá. Todo lo construido, todo lo ganado, todo lo invertido en este mundo, desaparecerá. Todo estudiante sabe que salir de la influencia que opera en la mayoría,  es trabajo. Conocer las leyes universales para usar su lado beneficioso y protegerse de su lado negativo, es entrenamiento mental. Por eso Jesús nos apremia a buscar primeramente el Reino de Dios. Es un axioma activo, implica acción.

Este principio también pone de manifiesto que el universo con estas leyes duales y  fluctuantes no es el Reino de Dios donde impera la Unidad y la Inmutabilidad.

Siete principios de metafísica (4)

Siete principios básicos de metafísica.

4.- El principio de la polaridad.

«Todo es dual, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.»

Este principio debe ser interpretado desde el punto de vista de lo que se puede observar en este universo, es decir,  de lo que los seres humanos somos capaces de ver.

Este principio explica que en cada cosa hay dos polos, dos aspectos, y que los

«opuestos» no son, en realidad, sino los dos extremos de la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados entre ambos. El calor y el frío, aunque opuestos, son realmente la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados de aquella.

El mismo principio opera de idéntica manera en el plano mental. Tomemos, por ejemplo, el amor y el odio, dos estados mentales completamente distintos aparentemente, y notaremos que hay muchos grados entre ambos; tantos,

que las palabras que nosotros usamos para designarlos, «agradable» y «desagradable», se esfuman una en la otra, hasta tal punto que a veces somos incapaces de afirmar si una cosa nos causa placer o disgusto. La comprensión de este principio nos ayuda a cambiar nuestra propia polaridad, así como influir en la de los demás, si uno comprende que somos más un estado mental, espiritual, que físico y que las “realidades” pueden transmutar rápidamente de un estado a otro cuando reciben la influencia correspondiente.

Siete principios de metafísica (3)

Siete principios básicos en metafísica.

3.- El principio de vibración. “El estado normal de todos los elementos es la vibración”

Este principio fue declarado hace muchos siglos aunque ahora los científicos lo están poniendo de moda, pues han llegado a la conclusión que el estado normal de los elementos no es el reposo sino el movimiento, especialmente el movimiento oscilante es decir, la vibración (Teoría de Cuerdas – Wikipedia).

Este principio explica que los distintos y aparentemente opuestos estados que podemos observar, solo son, en realidad,  distintos niveles de vibración: Frío – calor.  Desanimado – alegre.  Amor –odio.  Bueno – malo. Además, estas vibraciones, como todas, se transmiten en el éter y hacen vibrar en resonancia a los elementos que estén afinados en ese mismo tono y a sus correspondientes armónicos (ley de atracción en metafísica, ley de cuerdas y leyes de resonancia [acústica, musical, magnética, electrónica…] en física).

Comprender este principio nos ayuda a pensar que no es tan difícil pasar de un estado de ira, ofuscación o maldad a un estado de amor, comprensión o bondad, ya que como hemos dicho muchas veces, no son polos opuestos, sino grados en una escala.

Si soy yo quien está en ese estado, meditar en las cosas de Dios me eleva de tono y si es otra persona la que viene así, he de pensar que esta situación, solo es una proyección de un aspecto de mi propia personalidad subconsciente que se me está mostrando. Al exculpar a esa persona por su actitud, la estoy perdonando y al perdonarla, me estoy curando a mí mismo.

Al decidir perdonar, estoy eligiendo la forma de pensar del Espíritu Santo quien emite la vibración máxima (en potencia y frecuencia) y ambos, la persona que viene y yo, somos beneficiados.

Siete principios de metafísica (2)

Siete principios básicos en metafísica.

2.- El principio de la correspondencia. “Como que es arriba es abajo. Como es abajo es arriba”.

Este principio tiene dos enfoques. El primero es que las cosas que suceden el cielo son muy parecidas a las que suceden aquí en la tierra, en el sentido de que un bebé necesita 9 meses de gestación (hace falta tiempo), una sola persona no puede hacer lo mismo que un equipo, un buen padre nunca desearía mal para su hijo…etc. Así observando el comportamiento de las cosas aquí abajo podemos comprender mucho de lo que sucede en el mundo espiritual.

El segundo enfoque es que lo espiritual – mental – material están interrelacionados y que muchas de las cosas que nos pasan en el mundo material tienen su origen el espiritual y viceversa. Una enfermedad, una dolencia… pueden provenir de un problema espiritual o psíquico y que el tratamiento químico no es la solución. Lo mismo al revés, una acción vengativa, el uso de la violencia, la apropiación indebida… en el plano físico genera fuerzas espirituales y psíquicas que se pueden transmitir en generaciones.

La carrera espiritual requiere de entrenamiento y dedicación. La mente tiene que ser limpiada y reeducada para poder recibir las nuevas enseñanzas que el Espíritu Santo quiere darnos y poder conectar con El de una forma natural. Siempre habrá más para aprender y algunas de las enseñanzas contradecirán nuestros paradigmas o dogmas.