Abrir la mente

Los religiosos de la época de Jesús, le preguntaron “¿Bajo qué autoridad haces estas cosas?”

Para ellos era imprescindible que cualquiera que comenzara un ministerio estuviera sometido a la jerarquía religiosa. Juzgan si un movimiento o una persona “es de Dios”, primero si está bajo autoridad, en lugar de juzgar por sus frutos.

Estaban viendo milagros increíbles que convencían a la gente sencilla. Pero para la jerarquía y “los entendidos” en las escrituras, el no estar bajo autoridad humana, las enseñanzas de interpretación no literal, su forma de hablar… eran completamente contrarios a su sistema. Y lo rechazaron.

En esta nueva era, se están moviendo nuevas revelaciones, algunas contrarias a lo que hemos creído siempre, otras difíciles de encajar, pero una vez más, como siempre, debemos juzgar por los frutos y no por la comparación con mis ideas. Es necesario abrir nuestra mente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *