Estudio de las llamadas leyes Universales, leyes espirituales o metafísica.

El Trabajo ideal

El trabajo ideal

(Re-editado el 09/04/2020) No suele ser habitual conseguir dedicarse en vida al trabajo ideal. Las biografías de grandes hombres y mujeres que han cambiado el curso de la historia, nos demuestran que tenían un factor común:

Se centraron en lo que les gustaba hacer y ellos crearon su trabajo ideal

Invertían cada céntimo que conseguían en su propio trabajo y en sí mismos. Siempre estaban en constante formación tratando de educarse y expandir su mente siempre que tenían la oportunidad.
Es poco frecuente que invirtieran en proyectos ajenos que no les fueran familiares y su trabajo les apasionaba tanto que les absorbía todo su tiempo (aunque el trabajo que tenían que hacer no siempre era el de su agrado) Al final, su dedicación a la OBRA DE SU ALMA les trajo prosperidad.

También he observado que las personas que no ganan dinero en abundancia son los que piensas que su trabajo es odioso y que tienen que ahorrar hasta conseguir algo que sí les guste y así poder dedicarse a ese trabajo ideal que en muchos casos ni tan siquiera pueden definir. También esperan que les toque la lotería.
Algunos hacen inversiones en ganancias que prometen mucho rendimiento con muy poca inversión para conseguir perder lo poco que tienen. También piensan que el empresario es un explotador y que su puesto de trabajo es fijo independientemente de que el mercado fluctúe.

Finalmente he observado que lo que verdaderamente se ha de perseguir en esta vida es ser feliz. Pasarlo bien en armonía con el cuerpo, el alma y las demás persona, animales y cosas. Que el dinero ayuda mucho en todas estas áreas. Que la dedicación en cuerpo y alma a tus sueños de infancia y juventud requieren de mucho valor y cierto toque de locura y solo unos pocos se atreven a vivirlos.
¿Quieres un trabajo ideal? ¿Quieres ser rico? ¿Vivir en abundancia?
Persigue la realización de la obra de du vida, del deseo de tu alma, es nuestro trabajo ideal.
También puedo añadir que uno debe formarse constantemente siguiendo las leyes espirituales del dinero, trabajar las energías y los pensamientos y desapegarse de todo resultado.

Si te interesa seguir un método probado paso a paso para centrar tu mente y liderar tu vida hacia el cambio que deseas, te recomiendo el libro «El Excitante camino del Éxito» que puedes descargar aquí:

 

La Espiritualidad en la Nueva Era

Me gustaría recomendar la página https://newagespirituality.com/ con reflexiones y herramientas muy interesantes para el crecimiento personal y la salud holística.

Está en Ingles, pero hoy en día es muy fácil usar el traductor de Google incorporado en el navegador Chrome, arriba a la derecha. Las traducciones cada vez son mejores.

Aquí encontrarás el traductor:
Traductor de Google

 

 

 

 

 

Esta es la traducción que Google hace de la presentación de la página:

La misión del blog New Age Spirituality es proporcionar autoayuda, crecimiento personal y herramientas new age y espirituales para transformar su vida. En este sitio encontrará un enfoque holístico y comprobado para comprender el propósito de su alma, la reencarnación, la manifestación de la abundancia y la curación del cuerpo y el alma.

El Padre Nuestro (7)

El Padre Nuestro.

Séptima afirmación: “Porque tuyo es el reino el  poder y la gloria, por los siglos de los siglos, amén”. Lo llaman “La Doxología”, por la suprema alabanza que expresa, sin embargo, no está incluida en todas las traducciones bíblicas. Fue incluida por algunos copistas de principios de la era cristiana porque les pareció bien. En algunas Biblias está y en otras no, depende de en que rama del cristianismo estés, formará parte de tu Padre Nuestro o no. Esta afirmación es una sencilla exposición de lo que venimos comentando desde un principio: que no es la letra de la Biblia lo que nos debe impulsar en nuestro camino sino el espíritu de la Biblia, pues como éste, otros textos fueron incluidos por los copistas y traductores. Algunos con buena intención y otros con no tan buena. Además, en la letra de la Biblia, está la componente subconsciente del escritor que aunque escribía inspirado por el Espíritu Santo, no siempre era un canal perfecto. Como todo predicador, como todo maestro humano. También está la componente consciente. Maestros con buena intención que enseñan tradiciones de los hombres como si fueran Palabra de Dios. Pasa en la vida cotidiana y se puede observar claramente en alguno de los escritores bíblicos.

A muchos nos han enseñado que la Biblia es perfecta y que no debemos dudar de sus escritos sagrados, pero debemos preguntarnos, si queremos crecer, si verdaderamente es así. Si esa es la verdad de Dios. Nos gusta la idea inocente de que la Biblia es un manual de instrucciones para seguir al pie de la letra y así no tener que pensar, no tener que decidir, pero ese no es el propósito de Dios para nuestra vida. La Biblia no es ese libro con hojas y tinta sino el espíritu del libro, igual que la iglesia no es el local, el edificio, sino las personas que creen.

El Padre Nuestro (5)


Padre Nuestro:

Quinta afirmación: “Perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

Puede que la lección más importante de mi vida se encuentra expresada en la afirmación de hoy: “…como nosotros perdonamos…” El perdón es la llave maestra. Cuando perdono estoy siendo consciente que no me importa tanto lo que sucede a este lado de la existencia como mi deseo de hacer las cosas al estilo de Dios.

 Algunos dicen que perdonar es olvidar, pero las cosas no se olvidan por arte de magia, uno se acuerda de lo que le ha sucedido, de lo que fue divertido y lo que fue doloroso. Perdonar es decidir no guardar rencor y tener un sentimiento de amor hacia la persona que te ha hecho mal, que es más positivo que olvidar.

Podemos perdonar como Jesús cuando estaba en la cruz que pidió al Padre por los que le estaban crucificando diciendo: “Perdónales porque no saben lo que hacen”. Este tipo de perdón no es humano. No podemos perdonar de esta manera por nuestras propias fuerzas, por más que nos esforcemos no está en nuestra naturaleza humana. Por eso el Padre envió al Espíritu Santo quien nos inspira el deseo y el poder para perdonar.

En el mundo, en este universo dual, se nos enseña que hay buenos y malos. Que los buenos merecen cariño y los malos, castigo. Pero para el Espíritu Santo, solo hay criaturas de Dios confundidas, que algunos han sido un poco más iluminados, quizá bien educados, o con más suerte que otros. Así en Su forma de ver las cosas, cuando alguno de ellos está manifestando un acto de amor o bondad, ciertamente está expresando amor y cuando está manifestando un acto de ira o maldad está expresando de una forma inconsciente, una profunda necesidad de ser amado. Así pues, para el universo, hay buenos y malos, pero para el Espíritu Santo, para Cristo, solo existen los que expresan amor y los que necesitan amor, por lo tanto nosotros, que estamos aprendiendo  a amar, podremos perdonar si nos revestimos de esta forma de pensar del Espíritu Santo. Al que ama, le amamos, es fácil, al que necesita amor, le amamos, es posible también.

El Padre Nuestro (4)

El Padre Nuestro:

Cuarta Afirmación: “Danos hoy el pan nuestro de cada día”

La palabra “pan” es simbólica en doble sentido. Por una parte representa todo lo que es necesario para vivir, tanto a nivel físico como espiritual y por otro lado es un alimento que solo dura un día. Mañana ya no estará bueno. El padre ha dispuesto que todo lo que vayamos necesitando, a medida que sintamos la necesidad, se nos vaya realizando. Ya está todo dispuesto. Es nuestro ya. La afirmación lo dice: el Pan NUESTRO… y DE CADA DÍA. Al mismo tiempo reconocemos que es NUESTRO. No sólo tuyo ni mío, sino de todos. Estamos allí mismo pidiendo que se le dé a todos y cada uno lo que le sea necesario en el momento oportuno. Vivamos el Hoy como el regalo que supone, por eso se llama presente, y no nos afanemos por el mañana pues será otro hoy.

El Padre Nuestro (3)

El Padre Nuestro:

Tercera Afirmación: “Venga tu reino, hágase tu voluntad como en el cielo, así también en la tierra.”

Desde el momento en que hubo la división en el reino de los cielos y una tercera parte de sus habitantes pensaron que podían ser un poco más independientes, Dios trazó un plan para la reunificación del que nosotros formamos parte activa. Muchas veces hemos hablado de que los pensamientos, las afirmaciones, las frases que decimos, tienen poder para interferir el  universo creado. Este es un buen ejemplo dado de primera mano: por nuestra oración, por nuestro pensamiento sostenido el reino vendrá. No es algo que vaya a ocurrir automáticamente, vendrá por el deseo de los hijos de Dios. ¿No te parece grande que Jesús nos pida a nosotros que hagamos venir el reino de Dios?

El Padre Nuestro (2)

El Padre Nuestro:

Segunda afirmación: “Santificado sea tu nombre”

El nombre de Dios es YHWH que se pronuncia Yahvé o Jehová (el hebreo antiguo no tiene vocales). La traducción más aceptada es “Yo Soy”. Son dos vocablos con poder para transformar, crear, destruir… su uso debe ser medido y santificado. “Santificar” significa apartar algo para un único y dedicado uso. Cada vez que pronuncias el nombre de Dios estás invocando el poder más supremo. Esta afirmación nos invita a tomar cuidado de usar el nombre de Dios con reverencia y específico propósito.

El padre Nuestro (1)

El padre Nuestro:

Primera afirmación: “Padre nuestro que estás en los Cielos”

Todo buen padre, trata de que sus hijos no sufran y no les falte nada. Si el padre es rico, les dará todo lo bueno que tiene sin malcriarlos. Estar en los Cielos es una condición de perfecta dicha en todos los sentidos. Si el padre es tan dichoso, tan perfecto, tan opulento, que vive y permanece “en los cielos”, es seguro, que desea lo mismo para sus hijos. Esta es la idea contenida en las palabras “Padre nuestro que estás en los cielos”. Tómala, medítala y ÚSALA en todas las circunstancias de tu vida. Como es la Verdad, ella te hará libre.

 Al pronunciar las dos palabras “PADRE NUESTRO”, estarás admitiendo, confesando, y afirmando que el Padre tuyo es también el de todos. Estarás admitiendo, confesando y afirmando que todos somos hermanos.

El hijo es de la misma naturaleza que el padre. Si el padre es Espíritu divino con todos los dones y poderes; si vive en estado de gracia, por lo cual todo lo que desea, idea, afirma o decreta se manifiesta al instante, el hijo participa de su misma sangre, naturaleza, dones y poderes. No puede ser de otra manera.

Siete principios de metafísica (7)

Siete principios básicos en metafísica.

7.-  El  principio de la generación.

El Principio de Generación dice textualmente: «La generación existe por doquier. Todo tiene sus principios masculino y femenino. La generación se mantiene en todos los planos».

El Principio de Generación se refiere a la Creatividad. A la capacidad de crear. Para crear algo nuevo, es necesario la conjugación de dos energías: la masculina y la femenina. Este principio está muy relacionado con el de polaridad porque habla de dos energías opuestas, pero se diferencia de aquél porque se refiere exclusivamente al proceso de creación. El género es otra expresión de la  dualidad, la cual solo se manifiesta a nivel de la forma, es decir, en el plano de este universo creado. El género no existe en el Cielo o en Dios. Siempre que hablemos de opuestos, debemos recordar que parecen opuestos.

Este principio no se refieres solamente al sexo, el cual solo es una de sus manifestaciones.

La energía Femenina es la receptiva, creativa, imaginativa y pasiva. La energía Masculina es la dinámica, activa, agresiva y es la que regula la capacidad de dar.

Al igual que en el símbolo del Yin-Yan uno contiene una parte del otro, en el principio del género, uno contiene una parte del otro, y donde termina uno comienza el otro. Nada ni nadie está completo sin la otra parte. No  se puede crear sin la conjunción de ambas energías o polaridades.

Ambas polaridades pueden estar en un mismo ser, aunque no es lo habitual.

Cuando dos polaridades opuestas se juntan se produce energía que puede acabar por destruir a las partes o conseguir fusionarlas en uno solo. Cuando dos personas de género opuesto se juntan tienen como meta llegar a ser uno solo, pero a veces ocurre lo contrario. Pensamos que algo he hecho mal o guardamos rencores, pero las cosas son a veces muy sencillas si se conoce el origen que las causó. Es un buen momento para perdonar.

——————————–

Siete principios de metafísica (6)

Siete principios básicos en metafísica.

6. El principio de causa y efecto

«Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa.»

Nada ocurre por casualidad, sino que es producto de alguna ley o principio aunque no sea conocido todavía. La suerte es un concepto cuestionable y muchos piensan que no existe. De lo que se siembra se recoge. He conocido personas que siembran crueldad, calumnia, malhumor, violencia o mezquindad y esperar tener salud, amor, fortuna, felicidad.. y se preguntan porque es tan cruel el mundo.  Ser parte de la causa en lugar de sufrir el efecto es una elección. Elegir el poder y la fuerza del perdón, elegir la forma de pensar del Espíritu Santo es una decisión. Bendecid y no maldigáis, perdonad a los que os ofenden, orad por los que os calumnian.

Quizá no puedes aceptar las ideas que compartimos en el Nuevo Pensamiento, quizá no puedes creer todo lo que decimos, pero siempre puedes creer en el Espíritu Santo. El es guía y luz para quien invoca el nombre de Dios. Cada ser humano tiene la capacidad de recibir el Espíritu Santo, o a Cristo quienes son el mismo, y ser guiado directamente por él. No dejes que te digan lo que tienes que pensar, si no es lo que quieres. Las herejías se multiplicarán, es cierto, pero estoy convencido que Dios prefiere al hereje o pecador que le ama de corazón que al sabio docto en las escrituras pero que no siente amor. El amor es la clave, porque Dios es amor.