La salud es uno de los tres grandes pilares en los que se asienta el bienestar: Salud, dinero y amor. Es un tópico, sí, pero es una realidad. Todas nuestras actividades están basadas en alguno de estos tres pilares.
La buena salud es un complejo armónico entre el espíritu, la mente y el cuerpo físico. Cualquier desequilibrio en alguno de estos tres cuerpos que nos componen, produce mala salud.

Trabajando la forma de pensar para ser más feliz

La calidad de vida nunca excederá a la calidad del pensamiento.

Queremos buenos políticos, buenos trabajos buena vida… analicemos:  de qué hablamos?  cómo pensamos? qué energías predominan en nuestros pensamientos, palabra… y dentro de dos, tres cinco años preguntémonos por qué.

Sufrimos más con lo que nos imaginamos que con lo que de verdad sucede.

Encontré este vídeo en mis archivos y no se bien su autor.  Así que, agradecimientos y bendiciones al autor anónimo. 🙂

 

La calidad de vida difícilmente excederá a la calidad de tus pensamientos. Cambia tu forma de pensar y cambiará tu vida.

Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente.

La negatividad es una de las energías que más debilita al sistema inmunológico.

La vida se vuelve más fácil cuando apartas a la gente negativa.

Cuando nos apartamos de personas complicadas hasta la salud mejora.

Lo único imposible es aquello que no intentas.

Haz que tu sonrisa cambie el mundo, pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa.

Jamás esperes un resultado positivo teniendo una actitud negativa.

No conviertas un mal momento en un mal día.

Una persona positiva convierte sus problemas en retos,, nunca en obstáculos.

Necesitas solo a una persona para ser feliz: TU.

Necesitas solo a una persona para que tus circunstancias mejoren: TU

Necesitas solo a una persona para que tu vida mejore: TU

Necesitas solo a una persona para que tu vida cambie: TU

No seas de los que esperan toda la semana a que sea viernes, todo el año a que lleguen las vacaciones, toda una vida para ser feliz… disfruta el presente, ahora. En este preciso momento.

La única diferencia entre un buen día y un mal día es tu actitud.

La vida es demasiado corta para ser feliz solo los fines de semana. Toma decisiones para que cada día sea un día feliz.

La felicidad no viene sola. Tienes que crearla. Visualiza cada día las circunstancias en las que quieres verte rodeado.

La vida te ha regalado un nuevo día para que lo rellenes de momentos felices.

Un pensamiento positivo por la mañana puede cambiar tu día por completo. Lo mismo si el pensamiento es negativo.

Una semana feliz solo se consigue día a día, minuto a minuto. Vive el presente. El presente es un regalo, por eso se llama presente 🙂

La felicidad no es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida.

No es que las personas felices sean agradecidas, es que las personas agradecidas son felices.

¿Es positivo porque le van bien las cosas? o ¿le van bien las cosas porque es positivo? Elije la respuesta.

La felicidad está dentro de nosotros.

La felicidad, como la gripe, es un estado que se transmite, se contagia y se propaga… entonces, formemos una epidemia!

No pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me tocó vivir, quiero hacer la diferencia.

Reilusiónate cada día como una actitud de la voluntad. No esperes a la emoción.

Aquí y ahora decido ser feliz.

Pongamos de moda la felicidad.

Estado civil: Completamente feliz!

 

Claves del éxito en la pareja

Amor en parejaHe pensado mucho estos días acerca del tema del amor en la pareja, acerca de por qué tantas parejas fracasan en sus buenas intenciones iniciales, porque, que yo sepa, nadie se casa con el deseo de separarse dentro de unos años, sino que la intención es de amor eterno.

Lo que veo es, que la mayoría de las relaciones viven unos dos años de enamoramiento y luego un período de tranquilidad o “calma chicha” que pronto se convierten en  alternancia de períodos de amor y hostilidad.

De pronto, un día tu pareja hace algo que te exaspera de una forma que no puedes aguantar, te agarra en un mal día y vienen las primeras discusiones. Luego la reconciliación. Los períodos de amor intenso con los de hostilidad intensa, se alternan de forma sistemática, en crescendo, que según cada pareja son de días, semanas, meses…

La relación amor – odio en la pareja acaba por convertirse en una adicción

 

Los Roper

La mayoría de las personas que viven en pareja, acaban viendo esto como normal, sus padres así se lo dicen, sus amigos así se lo dicen, las series de televisión se lucran con esas situaciones «cómicas» y con los años, si los períodos de hostilidad no sobrepasan cierto límite de cada cual, su forma de vida se convierte en una adicción, un hábito, esa «zona de confort» * en la que parece que, al menos, estás vivo.

Es la alternancia de los estados de la dualidad del mundo en el que vivimos que pretende darnos la sensación de estar vivos, pero no es más que una mera ilusión. Veo mucha pareja encadenadas a este proceso sin saber cómo salir.

El problema surge cuando se pierde el equilibrio

Cuando los ciclos destructivos ocurren con demasiada frecuencia e intensidad, (que por cierto ocurre mucho más de lo que se aparenta), sucede que muchos matrimonios o vidas en pareja que ya son mayores, ya ni se soportan, pero tampoco tienen las ganas o el coraje de romper con lo establecido e iniciar una nueva vida o simplemente no saben cómo salir de ahí.
En mi opinión, es mejor extirpar aquello que cuando enferma se convierte en un tumor, siempre y cuando no sabes cómo sanarlo, porque ese tumor lo único que está haciendo es contaminar todo lo demás. Nadie quiere tener que extirparse un miembro de su cuerpo, lo que le gustaría es sanarlo, pero si no sabes cómo hacerlo, si recurres a los profesionales y no saben cómo sanarlo, lo mejor es extirpar.

Ahora bien, hay que considerar en este punto, si se ha llegado a experimentar ese estado insoportable por una programación mental heredada, porque en tal caso el problema se repetirá y la ruptura de la pareja no será la solución.

 

Dado que vivimos bajo un universo dual, las polaridades son ínter-dependientes y alguno pudiera pensar que si pueden eliminar el lado negativo, entonces todo sería positivo, pero lo cierto es que mientras estemos en este mundo, la dualidad formará parte de todo lo que hagamos. Lo positivo contiene lo negativo y lo negativo contiene lo positivo y hasta que no amemos intensamente a ambos no nos elevaremos hasta experimentar el Amor verdadero.

El amor y el odio son manifestaciones naturales, a nuestra frecuencia humana, de distintos grados de una energía mucho más elevada que es el Amor verdadero, el Amor de Dios o de los dioses, el Amor puro, AMOR con mayúsculas que casi ninguno de nosotros puede tan siquiera imaginar en su totalidad pero que a la vez estamos capacitados para experimentarlo.

Este Amor es tan raro de ver como los humanos iluminados y difícilmente podré yo ahora hacer una descripción de lo que es este Amor, pero sí puedo decir que muchos lo hemos experimentado en algún momento cuando ha habido un estado de desconexión total con el Ego o la mente errada y hemos, por decirlo de alguna manera, como «ascendido» a una capa de paz y ausencia de todo y presencia de todo a la vez. Un estado de no yo.

Este Amor no tiene contrario porque está en la frecuencia pura, y no se ha dualizado, es un Amor muy difícil de sostener porque, uno tiene que batallar con el día a día y por supuesto consigo mismo, (porque, recuerda, no son los demás el problema). Pero de todas las metas que los seres humanos podemos fijarnos en esta vida, creo, que la de experimentar el Amor verdadero, es la más importante.

Hay tres energías puras que coexisten con la dualidad y una de ellas, la más importante, es el AMOR.

La forma que conozco en la que el verdadero amor se puede sostener en una pareja, es que cada uno de ellos sea consciente del Ser que verdaderamente es, viva su propia vida en el presente, no tenga expectativas con respecto al otro y se desapegue de cualquier resultado. Sencillo 🙂

Básicamente es vivir el presente siendo consciente del Ser divino que verdaderamente soy. Creo que la palabra clave aquí es: Consciente.

No hay un único camino para llegar a este estado de consciencia, pero el único camino es conocer la verdad. El conocimiento de la Verdad te hará libre. Es el conocimiento de la divinidad, no la existencia de la divinidad, lo que nos “salva”.

Lee, lee mucho de autores conscientes. Siempre digo que hay más salud, dinero y amor en las bibliotecas que en ninguna otra parte.

Comparte si te ha gustado 🙂

——————————————————————————————

*La “Zona de Confort” se refiere a esa forma de vivir a la que nos hemos acostumbrado, aunque en realidad no sea, precisamente  confortable y que salir de ahí nos produce miedo.

.

.

Cómo sanar creencias limitantes

Hoy os traigo este interesante artículo sobre cómo sanar creencias limitantes (o limitadoras) usando las técnicas de Ho’oponopono que nos ha enviado Sarat.

Ho’oponopono, que en Haiwaiano significa «corregir un error», es un sistema que nos permite limpiar las creencias que tenemos en nuestro subconsciente. Los antiguos chamanes de Hawaii lo utilizaban para arreglar problemas familiares. Se trata de un método muy sencillo pero realmente eficaz para cambiar los pensamientos que nos limitan. Nuestro Universo está creado por nuestros pensamientos y los pensamientos vienen de lo que creemos, o sea que todo lo que vemos en el mundo de la forma es el resultado de todo lo que pensamos.
Este sistema parte del principio de que somos 100% responsables de todo lo que vemos y existe en nuestro Universo.
Por ejemplo, trae a tu mente una situación o algún recuerdo que te molesta. Seguidamente, ya sea en voz alta o mentalmente, le dices al problema:
• TE QUIERO (o TE AMO) – al hacer esto vas hacia las vibraciones altas del Amor
• LO SIENTO -dices a tu interior / al Universo/ a Dios que permites esto en su vida
• POR FAVOR PERDÓNAME- Pides perdón por permitir o atraer eso en tu Vida
• GRACIAS – Das las gracias al Universo/Dios/a tu interior por limpiar y solventar el problema
TE QUIERO(o TE AMO)-LO SIENTO-POR FAVOR PERDÓNAME-GRACIAS. También puedes cambiar el orden según tu necesidad. Di estas palabras cuando estés preocupado por algo, cuando estés triste, cuando estés asustado, siempre que estés enojado con alguien, etc.
Son palabras de amor a ti mismo y a quien se las dices es a ti mismo haciendo que cada problema o sentimiento negativo se integren en tu mente, en tu corazón, en tu alma.
Pero no olvides que, la repetición y la constancia son la clave del éxito.
También existen pensamiento arraigados en la línea familiar que se heredan como si estuvieran incrustados en nuestros genes. Por ejemplo, podemos esforzarnos mucho en encontrar oportunidades de mejora y en crear pensamientos de riqueza e incluso llegar en algún momento a disfrutar de abundancia pero por algún motivo desconocido provocamos auto-sabotajes que nos devuelven al estado de pobreza del que partimos. La mayoría de las veces esto es debido a que este pensamiento limitante (la pobreza, por ejemplo) está insertado en nuestro subconsciente familiar y por un falso sentimiento de lealtad a la familia lo mantenemos activo. Todo ello dentro de los pensamientos subconscientes de la persona.

Cómo sanar creencias limitantes. Ejercicio práctico:

Para sanar este pensamiento limitante debemos escribir en un papel el pensamiento limitante en el margen superior, a continuación dibujar el símbolo de infinito ∞ grande. En la parte inferior escribir GRACIAS PORQUE YA ESTÁ SANADO, GRACIAS PORQUE YA ESTÁ HECHO.
Ahora coges un boli y con la mano derecha dibujas el infinito siguiendo la línea del que ya tienes dibujado mientras pronuncias en voz alta el mantra: gracias porque ya está sanado, gracias porque ya está hecho. Lo repites las veces que tu intuición te mande. Ahora coges el boli y con la mano izquierda dibujas el infinito y pronuncias el mantra y lo repites las veces que necesites. Finalmente, si eres capaz, coges dos bolis y con uno en cada mano, dibujas el infinito repitiendo el mantra. En el papel quedará algo así:

como sanar - ejemplo del infinito a boligrafo

 

Publicado por Sarat