Cristianismo? Nuevo Pensamiento? Nueva Era?


Podríamos definir el Nuevo Pensamiento como un término medio entre el Cristianismo y la Nueva Era. El Cristianismo centra sus creencias en las enseñanzas de Jesucristo, dando prioridad al culto, la oración la caridad… Sus miembros deben ceñirse, (en mayor o menor grado de obediencia según la denominación) a la interpretación Bíblica que cada grupo defiende. Lo he representado en un circulo monocromo, debido a que, en términos generales, se debe creer de cierta forma y no se puede ser muy crítico con el sistema pues pronto eres invitado a salir del circulo. La cruz es el centro.

La Nueva Era es difícil de definir, precisamente porque no es una filosofía o religión, sino que reúne diversas partes de muy variadas disciplinas, religiones y filosofías, (a veces contradictorias entre si), sin embargo tiene a favor que da libertad de pensamiento, promueve la generosidad, el pensamiento positivo y está favoreciendo la segunda venida de Cristo. Si tuviera que escoger entre cristianismo clásico y Nueva Era, escogería Nueva Era, ya que podría ser un cristiano clásico dentro de la Nueva Era pero al revés no. Pero hay más elecciones afortunadamente. La he representado en un circulo de hojas multicolor en representación de las múltiples filosofías, religiones y pensamientos que la integran.

El Nuevo Pensamiento, como término representativo de una forma de vivir y pensar, surgió a finales del siglo XIX de pensadores y teólogos que buscaban ser libres del legalismo cristiano de aquella época y que veían en las palabras de Cristo mucho más de lo que se enseñaba en los púlpitos. Fueron tachados de libertinos en lo que hoy día nos parecería honorable y no fueron quemados en la hoguera porque ya no se llevaba. Hablando de hoguera, uno de los primeros promotores del Nuevo Pensamiento (sin que todavía se llamase así) fue Miguel Servet, médico, filósofo y teólogo español que fue quemado en la hoguera en 1553 por Calvino, reformador protestante a quien, a su vez,  la iglesia católica también quería quemar (pero como tenía mucho apoyo político no se atrevieron). La mayoría de sus postulados (los de Miguel Servet) están incluidos en la filosofía del Nuevo Pensamiento.

En el nuevo Pensamiento hay dos líneas principales, los gnósticos (en su sentido de conocimiento) y los cristianos. Podríamos hacer una convención en la que hubiera ponentes de ambas disciplinas y todos seríamos enriquecidos de conocimiento.  Sé que para muchos cristianos mezclarse con corrientes filosóficas gnósticas que tuvieron un gran auge a principios de la era cristiana y que el apóstol San Pablo tacha de heréticas, supone un problema, pero debemos analizar si el cristianismo a evolucionado correctamente hacia donde el Espíritu de Dios se está moviendo o se a anclado en sus tradiciones e interpretaciones.

Sin embargo, el cristianismo tradicional, ha sido fundamental en el crecimiento de la sociedad occidental y no debe ser menospreciado. Tiene su lugar en la historia y permanecerá mientras Dios quiera.

 El Nuevo Pensamiento Bíblico propone analizar las tradiciones cristianas por una parte y las teorías modernas por otra, a la luz de la Biblia. A aceptar que cabe la posibilidad que mis creencias sean las erróneas y no las del otro. A creer por fe cuando es necesario y a analizar con conocimiento siempre que se pueda. Lo he representado con un circulo multicolor difuminado para representar lo abstracto del pensamiento.

Una vez un pastor evangélico me dijo ante mis dudas de si el mundo había sido creado en 7 días literales o no, que la duda era mala y que suponía un grave peligro que dudase, pues eso contaminaría mi fe. Tras analizar esas palabras me di cuenta que realmente yo no dudaba de Dios o su Palabra, sino de la interpretación que los hombres hacemos de la misma. Ahora entiendo muy bien los dos primeros capítulos del Génesis. Hay un post anterior acerca de la creación si te interesa.

Para finalizar, me gustaría dejar unas palabras del apóstol Pablo: “Analizadlo todo, retened lo bueno”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *