Declaración de prosperidad


Un error común que se produce al estudiar metafísica y aprender las leyes que rigen el universo, es caer en la tentación de poner el carro delante del caballo. Me explico: Muchos son los que enseñan cómo comprender las leyes espirituales metafísicas y sacarles partido en beneficio propio y en el de los que nos rodean. La ley de atracción, el pensamiento positivo, las declaraciones de prosperidad, dar para recibir… etc. Esto no es malo en si mismo, solo es inteligencia. Pero muy pocos los que plantean que el propósito de nuestra existencia aquí, es regresar a Dios. Todo lo demás es en vano porque  de nada sirve toda la abundancia si uno tiene una enfermedad mortal.


Así, primero el ser humano debe reconciliarse con Dios y llegar a la convicción que este  mundo es efímero y no es el propósito de nuestro existir. Que aunque tuviera todo el oro del mundo no es comparable con ser consciente de que soy uno con Dios. Por eso dice: “Busca primero el Reino de Dios y lo demás te será añadido”.

– – –
Dicho esto aquí va una bonita y práctica declaración para el día de hoy:

Hoy manifiesto prosperidad, porque pienso en prosperidad.

Apruebo mi presente, sé que voy a tener un futuro aún mejor

Pienso y Agradezco la vida de prosperidad Y atraigo riquezas en abundancia.

Visualizo mis deseos una y otra vez y materializo, ellos se hacen reales ahora, los recibo ahora, siento gozo y felicidad, porque todo lo que me propongo se materializa…

Visualizo éxitos y recibo éxitos en abundancia, de todas partes.

Soy el creador/ la creadora de mi universo de prosperidad.

Determino mi deseo y éste se materializa en mi vida

Me trato con mucho amor, como quiero que me traten los demás…. Como yo les trato a ellos.

Lleno mi interior en plenitud….

Ahora puedo comenzar a manifestar la prosperidad.

Pienso en las personas que amo, pienso y me concentro en las personas que me rodean y ellos están cambiando, cada día hay mayor entendimiento y bienestar.

Hoy me siento sano/ sana, estoy fuerte, tengo salud en abundancia, puedo hacer de todo y no me canso.

Mi mente también está renovada y tengo ideas nuevas de éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *