Desplazar la preocupación


Desde el punto de vista del Nuevo Pensamiento, no debemos preocuparnos por los que, como máximo, solo pueden matar el cuerpo, sino concentrarnos (orar, meditar, rezar,… lo que cada uno sepa hacer) en una sociedad mejor, plural, honesta, tal como deseamos que sea.

El enfoque, el trabajo, en lo que ‘deseo que sea’, debe desplazar a la preocupación de lo que ‘no quiero que sea’.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *