El poder de la oración

La oración es una fuerza tan poderosa… La hemos subestimado tanto…

 La oración puede mover montañas si tan sólo se lo permitimos. Si sólo te dieras cuenta de lo poderosa que la oración puede ser… nunca te sentirías sin esperanza.

Puedo hablar y pedir a los ángeles por ayuda, les pido a los ángeles interceder, pero yo no rezo a ellos. Rezo sólo a Dios. La oración es la comunicación directa con Dios.

No se ora nunca solo. Cuando oras a Dios hay una multitud de ángeles de oración allí, rezando contigo, sin importar tus creencias religiosas o cómo te comportas. Ellos están ahí mejorando tu oración, intercediendo en tu favor e implorando a Dios que conceda tu oración.

Cada vez que oramos, incluso si es sólo una palabra, los ángeles de la oración son como un río sin fin, que fluye a una velocidad tremenda hacia el cielo con nuestras oraciones.

Nada es demasiado trivial … o demasiado grande para orar por cualquiera de los dos. A veces, nos sentimos abrumados por una situación como una guerra o una hambruna y sentimos que no podemos hacer nada para ayudar. Sí podemos. Podemos orar. Cuando nos sentimos conmovidos por algo que vemos en las noticias de la televisión o leído en un periódico, podemos decir una oración…

Cuando escuches una ambulancia o pases junto a un hospital, di una breve oración para quien está enfermo y para aquellos que cuidan de ellos.

Cuando ves a alguien en dificultades en la calle, di una oración por él. Todos tenemos que ampliar nuestro círculo de oración fuera de nosotros mismos, nuestra familia y amigos.

Estás llamado a orar por otras personas – incluyendo a las personas en el mundo a quienes nunca hemos conocido.

Creo que todos y cada uno de ustedes ha tenido una demostración el poder de la oración en su propia vida. Piensa en ello!

Traducido de la web de Lorna Byrne.

http://www.lornabyrne.com/prayer/the-power-of-prayer/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *