El Trabajo ideal


El trabajo idealNo suele ser habitual conseguir dedicarse en vida al trabajo ideal. Las biografías de grandes hombres y mujeres que han cambiado el curso de la historia, nos demuestran que tenían un factor común:

Se centraron en lo que les gustaba hacer y ellos crearon su trabajo ideal

Invertían cada céntimo que conseguían en su propio trabajo y en sí mismos. Siempre estaban en constante formación tratando de educarse y expandir su mente siempre que tenían la oportunidad.
Es poco frecuente que invirtieran en proyectos ajenos que no les fueran familiares y su trabajo les apasionaba tanto que les absorbía todo su tiempo (aunque el trabajo que tenían que hacer no siempre era el de su agrado) Al final, su dedicación a la OBRA DE SU ALMA les trajo prosperidad.

También he observado que las personas que no ganan dinero en abundancia son los que piensas que su trabajo es odioso y que tienen que ahorrar hasta conseguir algo que sí les guste y así poder dedicarse a ese trabajo ideal que en muchos casos ni tan siquiera pueden definir. También esperan que les toque la lotería.
Algunos hacen inversiones en ganancias que prometen mucho rendimiento con muy poca inversión para conseguir perder lo poco que tienen. También piensan que el empresario es un explotador y que su puesto de trabajo es fijo independientemente de que el mercado fluctúe.

Finalmente he observado que lo que verdaderamente se ha de perseguir en esta vida es ser feliz. Pasarlo bien en armonía con el cuerpo, el alma y las demás persona, animales y cosas. Que el dinero ayuda mucho en todas estas áreas. Que la dedicación en cuerpo y alma a tus sueños de infancia y juventud requieren de mucho valor y cierto toque de locura y solo unos pocos se atreven a vivirlos.
¿Quieres un trabajo ideal? ¿Quieres ser rico? ¿Vivir en abundancia?
Persigue la realización de la obra de du vida, del deseo de tu alma, es nuestro trabajo ideal.
También puedo añadir que uno debe formarse constantemente siguiendo las leyes espirituales del dinero, trabajar las energías y los pensamientos y desapegarse de todo resultado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *