enfrentar los errores y continuar

¿Qué sucede cuando alguien nos acusa de algo y realmente lo hicimos pero  lo negamos por temor? la situación se vuelve cada vez más difícil. Salen más acusadores y nos encontramos envueltos en una discusión complicada que no le vemos el fin. En cambio, si aceptamos la acusación y decimos: “Es verdad, sí lo hice”. Veremos que la acusación se desvanece, junto con la ira del que venía atacando. Muy probablemente sienta vergüenza de su propia violencia y su acusación se tornará en aprecio. Ha habido casos en que ha llegado a ser un amigo del alma. (Metafísica 4 en 1 de Conny Mendez)

Evitemos negar algo por orgullo, por no quedar mal, o por temor. Pero no te castigues si no lo consigues esta vez… o la próxima… o la próxima…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *