Jesús de Nazaret


Jesús de Nazaret fue Cristo encarnado en la forma final (máxima) en la que el hombre puede llegar a ser. Uno de sus propósitos, fue mostrar cómo es la vida del hombre cuando está totalmente unido con Dios: el amor incondicional,  el perdón a los enemigos, el poder sobre la creación… y que no hay nada que los otros hombres puedan hacer contra el hijo de Dios pues al tercer día resucita.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *