La Fe no puede ser por la obediencia.


Todos los acontecimientos, todas las experiencias tienen como propósito la creación de la oportunidad. Los acontecimientos y las experiencias son Oportunidades, simplemente.

Sería un error juzgarlos como «obras del demonio», «castigos de Dios», «recompensas del Cielo», o cualquier otra cosa intermedia. Simplemente son Acontecimientos y Experiencias, cosas que suceden.

Lo que les da significado es lo que pensamos de ellos, lo que hacemos al respecto y lo que somos en respuesta a ellos.

Los acontecimientos y las experiencias son oportunidades que atraes tú, creadas por ti mismo, individual o colectivamente, a través de la conciencia. La conciencia crea experiencia. Estás intentando elevar tu conciencia. Has atraído estas oportunidades a fin de usarlas como instrumentos en la creación y experimentación de Quién Eres Tú. Quién Eres Tú es un ser de conciencia más elevada de la que ahora manifiestas.

Debido a que es Mi Voluntad que sepas y experimentes Quién Eres Tú, te permito atraer hacia ti cualquier acontecimiento o experiencia que elijas crear para alcanzar este fin.

Otros Participantes en el Juego Universal se unen a ti de vez en cuando, ya sea como Encuentros Breves, Participantes Periféricos, Compañeros Temporales de Equipo, Inter-actores a largo plazo, Parientes y Familia, Seres Amados, o Camaradas en la Senda de la Vida.

Tú atraes hacia ti a esas almas, y ellas te atraen hacia ellas mismas. Es una experiencia mutuamente creativa, la cual expresa las elecciones y deseos de ambas.

Nadie llega a ti por accidente.

Las coincidencias no existen.

Nada ocurre al azar.

La vida no es producto de la suerte.

Los acontecimientos, al igual que las personas, las atraes tú, para tus propios propósitos. Las mayores experiencias y creaciones planetarias son el resultado de la conciencia de grupo. Se ven atraídas hacia tu grupo como un todo, como resultado de las elecciones y deseos del grupo como un conjunto.

La conciencia de grupo es algo que no se entiende en toda su extensión, sin embargo, es extremadamente poderosa y puede, si no eres cuidadoso, derrotar con frecuencia la conciencia individual. Por lo tanto, si deseas que sea armoniosa tu mayor experiencia de vida en el planeta, siempre debes empeñarte en crear conciencia de grupo donde quiera que vayas, y con todo lo que hagas.

Si estás en un grupo cuya conciencia no refleja la tuya, y en ese momento no te es posible alterar eficazmente la conciencia de ese grupo, lo conveniente es que te separes de él, o el grupo podría conducirte. Irá a donde quiera dirigirse, independientemente de adonde tú quieras ir.

Si no puedes encontrar un grupo cuya conciencia concuerde con la tuya, sé la fuente de uno. Otros de conciencia semejante se verán atraídos hacia ti.

A fin de que se produzca un cambio permanente e importante en tu planeta, los individuos y los grupos pequeños deben afectar a los grupos más grandes y, a la larga, al grupo mayor, el cual es TODA la humanidad.

Tu mundo, y la condición en que está, es un reflejo de la conciencia total combinada de todos sus habitantes.

Como puedes ver si miras a tu alrededor, hay mucho trabajo por hacer. A menos, desde luego, que estés satisfecho con tu mundo tal y como es.

Sorprendentemente, la mayoría de las personas lo están. Por eso el mundo no cambia.

(Conversaciones con Dios II  – Neale D. Walsch)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *