La Ley de la Atracción


condicionantes_del_observador

La posición del observador ante un objeto complejo determina la visión que tiene de él.

La ley de la atracción es uno de los pilares sobre los que se asienta el movimiento del Nuevo Pensamiento, es la capacidad o el don que Dios a dado a los seres humanos de participar activamente en su creación.
El mecanismo facilitado es el pensamiento sostenido con deseo y emoción. (Esta frase tiene miga)
Dicen que es el secreto mejor guardado y que ahora está siendo desvelado pero no es así. Muchos maestros lo explicaron claramente como Jesús y el evangelio de San Marcos es un documento público:
Cualquiera que diga a este monte:   Quítate y arrójate al mar,  y no dude en su corazón,  sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido.

Por eso os digo,  que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido,  y os serán concedidas.  Mr 11:23-24

Pero por alguna razón que no acabo de entender se habla muy poco de este pasaje. Y si alguno me dice, no es que es metafórico, que hable con la higuera que se secó.

Otros autores más modernos dicen lo mismo, pero con otras palabras:

Wallace D. Wattles, el autor de “La ciencia de hacerse rico” un libro muy recomendable, dijo en 1910:
         «Hay una materia pensadora de la cual todas las cosas son hechas y que, en su estado original, impregna, penetra, y llena los interespacios del universo. En esta sustancia, un pensamiento produce la cosa que es imaginada por ese pensamiento. El hombre puede formar cosas en su pensamiento, y si impregna con su pensamiento a la sustancia sin formar, puede causar la cosa que él piensa debe ser creada.»
         Él defendía que había una sustancia en el mal llamado vacío que era la responsable de todo lo que se ve (¿no te suena haber oído esto de los científicos de ahora?)
Mira:
Los astrofísicos nos dicen que,  en todo el universo que somos capaces de ver, hay un 70% de energía que no se ve (energía oscura) pero que saben que está. (http://es.wikipedia.org/wiki/Energ%C3%ADa_oscura) y otro tanto de masa que no se ve (agujeros negros). Saben que está,  pero no la pueden medir todavía.
Esta energia – masa oscura está cercándose en el llamado Bosón de Higgs o también “Partícula de Dios”.   (http://es.wikipedia.org/wiki/Bos%C3%B3n_de_Higgs) Dicen que, al parecer, es una partícula invisible que ocupa el vacío y que toda la materia proviene de ahí;-)
Bien, según el Nuevo Pensamiento, esta materia-energía, interactúa con el pensamiento, de tal forma que si se sostiene en el tiempo, la intensidad y las emociones, ese pensamiento llega a tomar forma física.
Como ves extiendo la simple nota de que el pensamiento produce lo que se desea pues no es así. Para que la Ley de Atracción sea una realidad el pensamiento debe ser sostenido (a veces por mucho tiempo). Además, tiene que ser un deseo verdadero, tienes que estar convencido de que ya es tuyo y tienes que sentir una intensa emoción cuando piensas en ello.
Muchos gurús de la vida moderna, del café instantáneo y el microondas, lo pintan como si de magia de se tratase y no es así.
Una de las tareas más difíciles es sostener un pensamiento durante años a pesar de que las circunstancias sean completamente adversas y seguir emocionado. Por eso mucha gente fracasa tras haber intentado poner en práctica este principio. Es duro, hay que ser constante y hay que trabajar. Por eso es que es «el secreto mejor guardado» y solo unos pocos «iluminados» lo conocen. Pamplinas. Lo que pasa es que hay que trabajar y mucho.
Hay técnicas para ayudar a nuestra humana vagancia a sostener un pensamiento:
1.- Tiene que ser algo que de verdad deseas. Una de las cosas más difíciles es saber realmente lo que queremos.
2.- Empieza por poco.
3.- Escríbelo y apréndetelo de memoria. Léelo todos los días varias veces.
4.- Haz un mural con fotos de lo que estás pidiendo.
5.- Agrega esta petición en tus oraciones.
6.- No hagas declaraciones que son mentira. No digas “soy rico, soy rico” si no lo eres. Imagínate rico, viviendo en el lugar que  te gusta y rodeado de la gente que te gusta. Puedes declara que tu riqueza se está formando en algún lugar del universo, pero no mientas, pues al hacerlo confundes a tu cerebro.
7.- Si amas a Dios y alguna vez has pedido que Dios tome el control de tu vida y te ayude a vivir como un hijo de Dios, los ángeles ministradores intervendrán y te impedirán que hagas algo que no va a favor de la ley de Dios.

Por supuesto no basta con «pensar» hay que ver las oportunidades, atreverse a tomarlas y trabajar físicamente en la cosecución de la idea… pero esto lo veremos en el próximo capítulo;-)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *