La libertad en el Espíritu


El concepto, la idea, el conjunto de creencias que los hombres tenemos acerca de Dios necesita estar en constante evolución ya que va creciendo en cantidad y calidad a medida que la humanidad está preparada para saber más de Dios.

Unos se aferran a las creencias antiguas y otros se dejan llevar por las nuevas. No hay una seguridad en “lo nuevo” como la hay en “lo de toda la vida”. Porque “lo nuevo” es dejarse llevar sin saber muy bien a dónde vas.

Cuando una persona toma la decisión de caminar en lo espiritual y va descubriendo lo efímero que es este mundo y la felicidad de dejarse llevar por el Espíritu, se da cuenta que no puede permanecer sometido a otros hombres en lo espiritual durante mucho tiempo.

La idea de organizar lo espiritual en jerarquías y de recibir títulos de padre, pastor, apóstol, don, comandante… etc. es una idea humana. Eso está bien para la empresa, las organizaciones, el ejército, el gobierno… es necesario (imagina un ejército sin jerarquía!!), pero no para lo espiritual.

Incluso la propia Biblia lo dice:

«El viento sopla por donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo aquél que es nacido del Espíritu.»

Lo espiritual se rige por la Unidad con el Todo. Con la Fuente única, confirme a la voluntad de Dios en armonía para con todo el mundo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *