Más sobre el perdón


Siguiendo con el hilo del ultimo post y para quienes quieran profundizar un poco más en la metafísica, deben saber que nuestro pensamiento inconsciente interactúa con el pensamiento inconsciente de los demás. Que cuando alguien se acerca a nosotros de forma iracunda, expresando su mal genio o haciendo algo que nos fastidia, en realidad es una manifestación de nosotros mismos, de nuestros miedos o culpabilidades inconscientes, que son recibidos, sintonizados, por la otra persona. Cuando perdonamos a esa persona, en realidad nos estamos perdonando a nosotros mismos y liberándonos de un mal. A menudo es alguien a quien amamos o hemos amado, es decir, alguien con quien tenemos cierto sincronismo. Otras veces es algún cretino en la carretera, pero aun así, el origen, es mi propio subconsciente que genera y atrae ese comportamiento. Por decirlo de alguna manera, es mi propio cretino saliendo afuera.

Otras veces cuando somos nosotros los que tenemos reacciones iracundas, violentas, malas, de las que luego nos arrepentimos y nos preguntamos ¿de dónde sale eso?, es porque somos también influenciados por la mente de los demás. Creemos que somos independientes, pero somos una única mente manifestada en múltiples personas. El pensar así, que es la forma de pensar del Espíritu Santo, nos ayuda a perdonar, que como ya hemos dicho en muchas ocasiones es la clave.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *