Poderosa mente

Lo que  quieras que tú esperes normalmente, o aquello con que tú cuentas en mal o en bien, ésa es la condición en que vives o verás manifestarse.

La dificultad de este razonamiento es que la mayoría de estas percepciones de la vida ocurren en la mente subconsciente. El estudiante de metafísica, debe entrenar su mente para pasar los conceptos de la mente consciente, (lo que quiere y desea que sea) a la mente subconsciente o dicho de otro modo al lugar donde algo se cree y se practica sin darse uno cuenta.

Algunos me dicen que estas cosas son tonterías y no creen que sea verdad y yo les digo: ¿tú te pondrías delante del espejo cada mañana diciendo: soy el más tonto del mundo, un inútil, feo y no valgo para nada? ¿lo harías? A que no. Pues entonces sí crees.

Cuando una creencia negativa está alojada en el subconsciente, por ejemplo lo que nos decía nuestra madre de pequeños: ¡si se te enfría el sudor te acatarrarás! éste (el subconsciente) actúa como un robot, hace lo que se le enseñó sin preguntar: Sudor frío – provocar catarro. Así no solo con nosotros mismos sino que trata de influenciar en el entorno.

La manera de quitar una sentencia negativa es mediante otra positiva. Es lo que en metafísica se llama “hacer un tratamiento”.

Siguiendo el ejemplo del catarro, primero debo negar. “No quiero el catarro, no lo acepto y no estoy de acuerdo en tenerlo” Después debo afirmar: “Soy un hijo de Dios y mi cuerpo debe manifestar la plenitud y la salud”.

Si tuviésemos fe como un grano de mostaza, esto sucedería inmediatamente, sino, hemos de confesarlo durante el tiempo suficiente para llegar a creerlo y poco a poco, nuestra fe irá creciendo. Al igual que en física tradicional el tiempo y el trabajo están directamente relacionados para producir una potencia, (con poco trabajo y mucho tiempo se consigue la misma potencia que con poco tiempo y mucho trabajo), así en las cosas espirituales, el tiempo siempre juega en nuestro favor. Ser constantes con poca fe durante mucho tiempo producirá el mismo resultado que ser constantes con mucha fe durante poco tiempo. Cada cual tiene lo que tiene y no ha de preocuparse por ello. Vamos creciendo.

La negación debe realizarse una única vez y declara que ya está dicho y hecho. Ya que es contraproducente enfocar en lo negativo.

La afirmación debe repetirse una y otra vez hasta que penetre en el subconsciente.

La mente es poderosa. Muchas de las situaciones que nos rodean solo son proyecciones de nuestra mente inconsciente. La mente no es el cerebro. Éste es el hardware solamente. El soporte físico para que la mente pueda relacionarse al nivel de la forma.

LO QUE PIENSAS SE MANIFESTARÁ. No solamente en tu cuerpo y tu carácter. En lo exterior. En lo material. En tus condiciones. En lo que te ocurre. TU PROPIO CONCEPTO ES LO QUE TÚ VES SUCEDER.

Si tienes formado el concepto de que la buena salud es el estado natural del hombre, serás de constitución saludable. Si tu concepto es que la riqueza es inevitable, es más probable que termines siendo rico. Decide considerar si tu destino es la pobreza, los accidentes, la muerte, los achaques de la vejez, la mala suerte,  ser víctima de la maldad, la lucha constante… o por el contrario considerar que tu destino es la riqueza, el bienestar, la vida eterna,  una madurez dorada, la buena suerte, ayudar a los que han perdido el rumbo, la plenitud sin esfuerzo…  se trata de una elección que primero sucede en la mente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *