Por qué dar gracias por todo


Cuando se lanza un deseo más allá de un pensamiento fugaz, sino un deseo que va acompañado de sentimientos y emoción, el Universo devuelve una energía – materia para que ese pensamiento se materialice. Cuando esa energía – materia llega a nuestra frecuencia, se “dualiza” y veremos en nuestro entorno ambos polos de nuestro deseo.

Por múltiples razones, enseguida vemos todos los tropiezos que nos llegan, lo difícil y duro que ha sido el día, la semana, el mes, el año… y ese enfoque hace que perdamos de vista otras sutiles formas de ir hacia el polo contrario.

Así ahora, con este conocimiento, cuando recibas “males” en lugar de bienes, piensa en dar gracias, porque es una prueba evidente que tu petición ha llegado, ha sido recibida y contestada y solo estás experimentando el polo negativo que por otras razones, tiene el camino más allanado en la realidad humana.

Dar gracias por lo malo que te pasa, porque es una evidencia del bien que te viene.

Dar gracias, porque la gratitud es el medio por el que transmutarás de un polo a otro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *