Ser feliz en el trabajo


Como ser feliz en el trabajoTodo el mundo quiere ser feliz en el trabajo. ¿Quien quiere tener un jefe odioso, más problemas de los que puede atender, malos compañeros…etc? Nadie, eso es evidente. Pero ¿cómo podemos hacer para encontrar ese trabajo ideal? ¿Ese trabajo feliz?
Lo ideal sería que los jefes de la empresa fueran seres llenos de luz, amor, inteligencia y sabiduría y esa energía fuera descendiendo hacia los empleados. O que viviéramos en un mundo ideal, maravilloso de paz y amor. Pero de momento, no parece que sea así.
No te desanimes,  hay esperanza, podemos cambiar el mundo. Podemos cambiar la realidad más cercana a nosotros mismos.

En realidad, no es necesario que seas un personaje famoso o un gran líder parar hacer una importante contribución a este mundo. Si haces tu trabajo con buena voluntad y amor, tratando de pensar ¿Qué necesita la empresa donde trabajo? O ¿qué puedo aportar de mayor valor a mis clientes? Ya estás haciendo una gran contribución: estás añadiendo luz a la humanidad.
Quien es fiel en lo poco, cada vez recibirá más. Pero quien no es fiel en lo que ahora tiene entre manos, que no espere mucho más de la vida.
Da lo mejor de ti, con amor. Si no puedes hacerlo pensando en tus jefes, hazlo pensando en ti.
Las dificultades, los jefes difíciles, los clientes exigentes, míralos como maestros y bendícelos (ben-decir = decir bien, hablar bien). Todas las personas que nos rodean, vienen a ser maestros para nuestro crecimiento. Si estás pasando por una mala relación con tu jefe, este es solo un maestro para que algún día seas el mejor jefe del mundo. Y si es en una relación sentimental, pues igual estás aprendiendo como tener mejores relaciones.
Piensa bien, habla bien, actúa mejor.
El “chip” mental cambia cuando uno se da cuenta de lo pasajero e irreal de la vida humana. De la cantidad de conceptos y paradigmas creados por nuestra propia mente colectiva.
Si analizamos todo lo que nos pasa desde una perspectiva exterior, como desde fuera del mundo y con una visión eterna, si somos capaces de ser conscientes del Ser que verdaderamente somos, entonces, todo lo terrenal es muy pasajero y ya no tiene tanta importancia y verás como de pronto eres feliz en el trabajo.
Sirvamos a la humanidad o al Ser Supremo, de todo corazón con alegría en aquellas pequeñas cosas que ahora tenemos entre manos y estaremos arrojando grandes dosis de luz y energía creadora para que nosotros y los demás la tomen en sus momentos de debilidad.
Todo lo que hacemos con amor, vuelve multiplicado con amor. ¿Quieres ser feliz en el trabajo? Haz que tu jefe sea feliz en su trabajo. Que tu empresa gane más. Que sus clientes estén más contentos. La clave es dar con alegría. Si no lo puedes hacer por ellos, hazlo por ti. Recuerda: son maestros.
Todo lo que hacemos con resentimiento, disgusto, rabia, enojo… vuelve multiplicado en esa misma frecuencia y nos pasaremos la vida preguntándonos por qué.
Siempre que hacemos algo en lo que las emociones están implicadas, creamos cosas en esa misma frecuencia de la emoción.
Dale la vuelta a la tortilla y decide ser feliz en el trabajo. Eres el creador de tu trabajo ideal.

.

.

.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *