Entradas

Abundancia y prosperidad

Tierra - Sol

La abundancia y la prosperidad son parte de la naturaleza y de universo en el que vivimos.

Vivir en abundancia sería lo normal si no hubiésemos creado toda esta “realidad” de escasez, que nos impide vivir la verdadera realidad.

(Imagen a escala real que compara el tamaño de la tierra con el del Sol) Wikipedia - NASA

Afortunadamente el conocimiento de la verdad está trayendo libertad a las mentes y nuevas generaciones traen nuevas esperanzas.

Hablemos del Sol, por ejemplo. Todos los días tenemos Sol GRATIS. Aunque haya nubes que lo tapen, sigue calentando el planeta.

Poner el Sol ahí para que nos caliente no es barato. Cada segundo se queman 700 millones de TONELADAS de hidrógeno. ¡CADA SEGUNDO! Pero no te preocupes, hay suficiente hidrógeno para 5.000 millones de años más.

Hagamos unos cálculos:

A precio terrestre, un kg de hidrógeno obtenido del agua por electrolisis viene a costar 5$ USD. Multiplicado por 700.000.000 kg/segundo el sol está derrochando 3.500 millones de dólares por segundo. Digo derrochando porque el 99,9999999% es para calentar la nada y ese pequeño 0,0000001% es lo que nos llega a la Tierra.
Mira si somos millonarios que tenemos todo eso para nosotros.

Y si hablamos del agua, de la tierra, del viento… todo gratis para nosotros, pero no es gratis de fabricar, tendría un coste altísimo desde nuestra pequeña visión, pero que para el universo no es nada.

Nosotros estamos conectados mentalmente con la energía del Universo, muchos creen esto ya. ¿Sí? Pues vamos a creer que esa super abundancia y derroche de recursos es lo natural.

Por qué dar gracias por todo

Cuando se lanza un deseo más allá de un pensamiento fugaz, sino un deseo que va acompañado de sentimientos y emoción, el Universo devuelve una energía – materia para que ese pensamiento se materialice. Cuando esa energía – materia llega a nuestra frecuencia, se “dualiza” y veremos en nuestro entorno ambos polos de nuestro deseo.

Por múltiples razones, enseguida vemos todos los tropiezos que nos llegan, lo difícil y duro que ha sido el día, la semana, el mes, el año… y ese enfoque hace que perdamos de vista otras sutiles formas de ir hacia el polo contrario.

Así ahora, con este conocimiento, cuando recibas “males” en lugar de bienes, piensa en dar gracias, porque es una prueba evidente que tu petición ha llegado, ha sido recibida y contestada y solo estás experimentando el polo negativo que por otras razones, tiene el camino más allanado en la realidad humana.

Dar gracias por lo malo que te pasa, porque es una evidencia del bien que te viene.

Dar gracias, porque la gratitud es el medio por el que transmutarás de un polo a otro.

Eliminando limitaciones

Eliminado limitaciones

 

Para alcanzar lo que se desea, debemos desprendernos de lo que no se desea. Para mostrar nuestro potencial debemos descubrir y eliminar nuestras limitaciones.

La vida es un proceso de descubrir y transmutar.

Al quitar lo sucio, aparece lo limpio, al quitar la máscara, vemos el Ser, al quitar las barreras ocurre la libertar. Todo ya estaba ahí, solo es cuestión de destaparlo, fortalecerlo y hacerlo crecer. Pero no ocurre solo, es un trabajo que se elige hacer.

La ley de las cuerdas

Vivimos en un mundo lleno de dualidades y el pensamiento y las emociones no se escapan.

Se puede pensar en positivo o en negativo. Se puede sentir para crear o para destruir.

El pensamiento positivo tiene una vibración muy alta que emite una luz muy brillante mientras que el pensamiento negativo es de frecuencias bajas y oscuridad.

La ley de las cuerdas establece que una cuerda en vibración hará que otra cuerda ajustada en la misma frecuencia también vibre sin que medie más energía que la trasmisión de la vibración.
Las emociones intensas son como cuerdas vibrante, emiten algo así como una vibración que es captada por otras personas.

Cuando una persona se encoleriza emite vibraciones que son atraídas por otra persona receptiva a este estado y ambos “vibran” en consonancia contagiándose los estados de ánimo. Esto puede llegar a situaciones límite cuando muchas personas se van influenciando unas a otras. ¿Verdad que lo has vivido alguna vez?

Lo mismo sucede cuando somos personas positivas, pues las personas que están receptivas que sueñan con vivir felices y recibiendo aquello que desean, se ven contagiadas por tu luz.

Sostener una mente positiva en medio de circunstancias negativas es un trabajo que requiere de entrenamiento y no es el camino natural. Es decir, que requiere de la voluntad, de la decisión de hacerlo.

Un abrazo,

Cómo librarse del rencor

El temor, la crítica, la condenación, el rencor… destruyen. Además impiden que se realicen nuestros sueños.

Si nuestras oraciones no están siendo contestadas, es muy probable que aún estemos guardando rencor hacia alguien o hacia algo como una institución, una religión, un recuerdo, algo. Si vemos que no se acaba de quitar el temor, la tristeza, el desánimo, casi con certeza, que es porque hay algo que no hemos perdonado totalmente.

Para poder perdonar verdaderamente algo «imposible» de perdonar se necesita ser consciente de la naturaleza divina de uno mismo o pedir ayuda a la divinidad para suplir la falta de fe o conocimiento de mi Yo Superior.

Si es así, podemos hacer este tratamiento: “Espíritu Santo, reconozco tu presencia y te pido ayuda. Quiero perdonar a todo el que necesite mi perdón y a mí mismo. Sé que en el plano espiritual no hay nada que perdonar y que el rencor solo está en mi mente, pero perdono porque así  es como llego a ser uno con Dios. Gracias Padre-Madre que siempre oyes mis oraciones.”

Ya vimos anteriormente que perdonar no significa permanecer en el lugar ni con las personas que nos hacen daño; significa no guardar rencor.