Entradas

Resumen de los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz

Los cuatro acuerdos

Los Cuatro Acuerdos Toltecas:

 

1. Sé impecable con tus palabras:
Habla con integridad. Di sólo lo que quieres decir. Evita el uso de la palabra para hablar en contra de ti mismo o de chismes sobre los demás. Usa el poder de tu Palabra en la dirección de la verdad y el amor.

2. No tomes nada a nivel personal
Nada que otros hacen es algo personal. Lo que otros dicen y hacen es una proyección de su propia realidad, su propio sueño. Cuando tú eres inmune a las opiniones y acciones de los demás, no serás víctima de sufrimiento innecesario.

3. No haga suposiciones
Encuentra el coraje para hacer preguntas y expresar lo que realmente quieres. Comunícate con los demás tan claramente como sea posible para evitar malentendidos, tristeza y drama. Con sólo este acuerdo, se puede transformar por completo tu vida.

4. Haz siempre tu máximo esfuerzo
En cada circunstancia entrega lo mejor de ti mismo y trata de hacer las cosas siempre un poquito mejor. Así evitarás recriminarte o lamentarte.

Del libro Los Cuatro Acuerdos de Miguel Ruiz.

 

Esta es la descripción que viene en Wikipedia:

Para lograr entenderse a sí mismo y entender a los demás, para lograr ser felices sin ninguna influencia externa, entender que todo lo que necesitamos para lograrlo está dentro de nosotros mismos. Se debe, en primer lugar, entender que todos los humanos tienen un complejo sistema de creencias (cosmovisión) o paradigma, adquirido por influencia social, familiar, educacional, y que con frecuencia dichas creencias adquiridas los perturban mental y emocionalmente, creando infelicidad; en segundo lugar, aprender que se puede modificar el sistema de creencias para conseguir el anhelado equilibrio interior que lleva a la felicidad. Para lograrlo, se pueden poner en práctica loscuatro acuerdos (4 dogmas), que son los siguientes:

  1. «Sé impecable con tus palabras«.
  2. «No te tomes nada personalmente«.
  3. «No hagas suposiciones«.
  4. «Haz siempre tu máximo esfuerzo«.

Romper nuestros acuerdos basados en las creencias y los dogmas que vamos adquiriendo a lo largo de nuestras vidas, es posible a base de recapitulación, no sólo de los efectos de nuestras emociones negativas igualmente las emociones positivas desbordadas deben ser eliminadas de nuestro sistema de creencias; dejar el ego y comenzar a ser cada vez más nosotros mismos. Ello nos puede conducir a un camino más sensato, libre y dictado por el corazón. «No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento».1

 

la transmutación es el arma del maestro

La transmutación“La transmutación y no la negación presuntuosa, es el arma del Maestro” (El Kybalion)

¿Estás en enfermedad, pobreza, abandono…? deja de hablar de ello. No lo comentes con tus seres queridos, con tus amigos o contigo.

Declara cada día que “Yo soy el creador de mi realidad” “Puedo influenciar en mi realidad”  “Declaro que cada día estoy más feliz, más sano, soy más potente y tengo más fe”

“Soy un espíritu perfecto en un cuerpo que ha enfermado pero nadie me puede impedir que yo comience a decir: quiero estar sano”

Ahora me voy a imaginar felizmente sano, felizmente rico, felizmente acompañado (o felizmente lo que sea el contrario de lo que te atormenta)

Hazlo, ahora. Somos los creadores de nuestra realidad. Todo lo que nos sucede viene primero de algún pensamiento, así que usemos el poder de la transmutación metafísica, que no es más que pensar en lo contrario que nos atormenta y recrearnos en esa situación contraria. Confiar que los pensamientos son creadores. Pensar en ella, hablar de ella, imaginar cómo sería mi vida en esa nueva situación… La transmutación no es una extraña práctica mística esotérica, es una actividad que nuestra mente hace cada día en beneficio del Ego.

Cabe decir que los cambios pueden producirse enseguida o pueden tardar varias generaciones. Hay enfermedades que difícilmente pueden curarse en la vida de uno, como por ejemplo, alguien que nace sin brazos, o sin un determinado gen, difícil que le crezcan (no imposible, digo difícil), pero puede vivir una vida feliz si se lo propone.

Este es el secreto de la transmutación, hacer que los efectos negativos de algo cuyo propósito es destruirte, se conviertan en positivos, quizá por la desaparición de la causa, o por la elección de los efectos.

También cabe decir que mucha gente piensa que estas cosas ocurren milagrosamente, viniendo así de la nada, sentados en una silla esperando la transmutación, pero no suele ser así. Más bien suceden por la actitud y determinación de la voluntad que va contra viento y marea, con dificultades, trabas, y mucho tesón. Por el trabajo de equipos médicos o científicos, la colaboración entre las personas, el voluntariado  y el esfuerzo.

Todo es una rueda.

Abundancia y prosperidad

Tierra - Sol

La abundancia y la prosperidad son parte de la naturaleza y de universo en el que vivimos.

Vivir en abundancia sería lo normal si no hubiésemos creado toda esta “realidad” de escasez, que nos impide vivir la verdadera realidad.

(Imagen a escala real que compara el tamaño de la tierra con el del Sol) Wikipedia - NASA

Afortunadamente el conocimiento de la verdad está trayendo libertad a las mentes y nuevas generaciones traen nuevas esperanzas.

Hablemos del Sol, por ejemplo. Todos los días tenemos Sol GRATIS. Aunque haya nubes que lo tapen, sigue calentando el planeta.

Poner el Sol ahí para que nos caliente no es barato. Cada segundo se queman 700 millones de TONELADAS de hidrógeno. ¡CADA SEGUNDO! Pero no te preocupes, hay suficiente hidrógeno para 5.000 millones de años más.

Hagamos unos cálculos:

A precio terrestre, un kg de hidrógeno obtenido del agua por electrolisis viene a costar 5$ USD. Multiplicado por 700.000.000 kg/segundo el sol está derrochando 3.500 millones de dólares por segundo. Digo derrochando porque el 99,9999999% es para calentar la nada y ese pequeño 0,0000001% es lo que nos llega a la Tierra.
Mira si somos millonarios que tenemos todo eso para nosotros.

Y si hablamos del agua, de la tierra, del viento… todo gratis para nosotros, pero no es gratis de fabricar, tendría un coste altísimo desde nuestra pequeña visión, pero que para el universo no es nada.

Nosotros estamos conectados mentalmente con la energía del Universo, muchos creen esto ya. ¿Sí? Pues vamos a creer que esa super abundancia y derroche de recursos es lo natural.

El pensamiento positivo

Muchos libros y autores del pensamiento positivo, debido a su entusiasmo, o su ignorancia, la inocencia, o la razón que sea, enfocan mucho en los aspectos más bonitos de la ley de la atracción, dando a entender, a veces, que es una ley inmediata, fácil de aplicar, e igual para todas las personas. “lo que está en tu mente está en tu mano” es cierto, es una verdad, como que “yo soy Dios”, son sentencias verdaderas a nivel legal, pero se manifiesta de muchas maneras y en distintos grados en cada persona, dependen del lugar y la época.

Ignorar las propias limitaciones o las ajenas, las leyes que fueron dadas para lo físico sin antes dominar las leyes más superiores, es un error muy común. Luego vienen las frustraciones.
La mente es poderosa, muy poderosa capaz de crear situaciones increíbles y absolutamente fuera de toda ciencia conocida, pero existimos bajo un orden, unas leyes que hacen que las cosas funcionen y se mantengan estables.

Además, la mente es un ente colectivo fruto de la actividad de todas las mentes individuales que existen ahora, que existieron y que existirán. El poder de mi mente está influido por el poder de todas las mentes y está limitado por mi propia capacidad o nivel de maestría.

El enfoque correcto de la ley de la atracción, es: no te mientas, no te engañes, analiza la realidad y toma medidas con lo que está en tu mano mientras visualizas el final deseado. No te digas “soy rico” cuando no lo eres todavía. No te digas “estoy sano” cuando no lo estas todavía. Mejor, si quieres ser rico, imagínate sintiéndote genial con una cartera repleta de billetes, corriendo con un deportivo o en esa casa que tanto te gusta.

Gregg Braden – La ciencia de los milagros

En este interesante documental, Gregg Bradem, nos explica desde la perspectiva científica, cómo es que los pensamientos, los sentimientos, las palabras, nuestras acciones… etc. están relacionados íntimamente con el mundo que nos rodea.

Podríamos resumir este documental como un análisis científico del poder de la plegaria acompañada de sentimiento.