Entradas

La ley de la atracción desde la experiencia

La Ley de la Atraccion

 

Mucho del material que he leído acerca de la Ley de la Atracción enseña que esta ley está basada en el deseo. Muchos dicen que un pensamiento que conlleva un fuerte deseo se convierte en un imán que atrae al objeto del deseo.
Sin embargo esto no me parece que sea del todo cierto.
Y si no, explícame esto: Todo el mundo desea tener el suficiente dinero para vivir bien y si es posible muy bien. Todo el mundo lo desea y mucho. Si el deseo fuera el núcleo de la Ley, esta se cumpliría en la mayoría de las personas. Pero no es así. La mayoría de las personas sobreviven con lo justo. Si el deseo fuera la clave, todo el mundo sería rico, porque todas las personas que yo conozco desean ser ricas o al menos tener abundancia.

Es más, te diré categóricamente que no puedes atraer nada que desees.

El deseo es un arma de doble filo, porque cuando deseamos algo, generalmente, casi la mayoría de las personas, lo hacemos desde la perspectiva de la falta de aquello que deseamos. Notamos que nos falta dinero, salud o amor y lo deseamos. Intensamente incluso, pero desde la mente, desde la emoción que siente su ausencia.
Este estado es el que predomina en nuestro subconsciente, “estado de carencia” y por lo tanto nuestra energía vibra en ese tono y supongo que sabes que los tonos armónicos intercambian sus vibraciones, que trasladado al mundo dual en el que nos movemos, significa que nuestro estado mental de carencia atrae una realidad de carencia.

También hay que decir que no se puede atraer conscientemente aquello que se desea, porque la ley de la atracción consciente funciona desde la convicción de que aquello que se deseaba en el pasado ya se tiene en el presente. Esto es muy, pero que muy difícil de creer. Uno puede decirse “soy rico” o “estoy sano” mil veces, pero si la evidencia es otra, va a ser muy difícil que el subconsciente se lo crea.

Te comparto brevemente estos conceptos, para que no te frustres si llevas 30 años deseando algo que no acaba de llegar y estás a punto de rendirte.

Por eso mucha gente dice «es mejor que no tengas sueños» porque han experimentado primero frustración año tras año y segundo que al dejar de desear han tenido «la suerte» de que algunos sueños se han cumplido.

El éxito de la Ley de la Atracción consiste en visualizar el momento en el que  estamos disfrutando aquello que nos gustaría tener (En lugar de desear que llegue), a la par que se estable un plan viable, creíble para nosotros mismos de cómo vamos a hacer para llegar hasta ahí.

No es mi intención escribir un tratado sobre la Ley de la Atracción, pero te animo a que vivas tu presente con gratitud, enfocándote en las cosas que sí tienes ahora dando gracias de corazón e imaginarte dentro de dos tres años (o el tiempo que creas necesario) disfrutando de aquello que deseas.

.

 

mini summit online coaches



Mini Summit Online Coachs

Regístrate GRATUITAMENTE a este Evento De Coaches y Consultores Expertos en NegociosOnline con Resultados!

Este Evento es 100% Online y Lo Puedes Disfrutar Desde Cualquier Lado Siempre Y Cuando Tengas una Conexión a Internet

16 Ponentes en varias disciplinas expondrán sus mejores secretos en cápsulas de 20 minutos y TODOS los participantes en VIVO y en DIRECTO recibirán valiosos regalos de cada uno de estos ponentes…

Mas Informacion

 

CLICK AQUÍ O EN EL BOTÓN PARA VER LA INFORMACIÓN DEL EVENTO

 

La Ley de la Atracción

condicionantes_del_observador

La posición del observador ante un objeto complejo determina la visión que tiene de él.

La ley de la atracción es uno de los pilares sobre los que se asienta el movimiento del Nuevo Pensamiento, es la capacidad o el don que Dios a dado a los seres humanos de participar activamente en su creación.
El mecanismo facilitado es el pensamiento sostenido con deseo y emoción. (Esta frase tiene miga)
Dicen que es el secreto mejor guardado y que ahora está siendo desvelado pero no es así. Muchos maestros lo explicaron claramente como Jesús y el evangelio de San Marcos es un documento público:
Cualquiera que diga a este monte:   Quítate y arrójate al mar,  y no dude en su corazón,  sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido.

Por eso os digo,  que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido,  y os serán concedidas.  Mr 11:23-24

Pero por alguna razón que no acabo de entender se habla muy poco de este pasaje. Y si alguno me dice, no es que es metafórico, que hable con la higuera que se secó.

Otros autores más modernos dicen lo mismo, pero con otras palabras:

Wallace D. Wattles, el autor de “La ciencia de hacerse rico” un libro muy recomendable, dijo en 1910:
         «Hay una materia pensadora de la cual todas las cosas son hechas y que, en su estado original, impregna, penetra, y llena los interespacios del universo. En esta sustancia, un pensamiento produce la cosa que es imaginada por ese pensamiento. El hombre puede formar cosas en su pensamiento, y si impregna con su pensamiento a la sustancia sin formar, puede causar la cosa que él piensa debe ser creada.»
         Él defendía que había una sustancia en el mal llamado vacío que era la responsable de todo lo que se ve (¿no te suena haber oído esto de los científicos de ahora?)
Mira:
Los astrofísicos nos dicen que,  en todo el universo que somos capaces de ver, hay un 70% de energía que no se ve (energía oscura) pero que saben que está. (http://es.wikipedia.org/wiki/Energ%C3%ADa_oscura) y otro tanto de masa que no se ve (agujeros negros). Saben que está,  pero no la pueden medir todavía.
Esta energia – masa oscura está cercándose en el llamado Bosón de Higgs o también “Partícula de Dios”.   (http://es.wikipedia.org/wiki/Bos%C3%B3n_de_Higgs) Dicen que, al parecer, es una partícula invisible que ocupa el vacío y que toda la materia proviene de ahí;-)
Bien, según el Nuevo Pensamiento, esta materia-energía, interactúa con el pensamiento, de tal forma que si se sostiene en el tiempo, la intensidad y las emociones, ese pensamiento llega a tomar forma física.
Como ves extiendo la simple nota de que el pensamiento produce lo que se desea pues no es así. Para que la Ley de Atracción sea una realidad el pensamiento debe ser sostenido (a veces por mucho tiempo). Además, tiene que ser un deseo verdadero, tienes que estar convencido de que ya es tuyo y tienes que sentir una intensa emoción cuando piensas en ello.
Muchos gurús de la vida moderna, del café instantáneo y el microondas, lo pintan como si de magia de se tratase y no es así.
Una de las tareas más difíciles es sostener un pensamiento durante años a pesar de que las circunstancias sean completamente adversas y seguir emocionado. Por eso mucha gente fracasa tras haber intentado poner en práctica este principio. Es duro, hay que ser constante y hay que trabajar. Por eso es que es «el secreto mejor guardado» y solo unos pocos «iluminados» lo conocen. Pamplinas. Lo que pasa es que hay que trabajar y mucho.
Hay técnicas para ayudar a nuestra humana vagancia a sostener un pensamiento:
1.- Tiene que ser algo que de verdad deseas. Una de las cosas más difíciles es saber realmente lo que queremos.
2.- Empieza por poco.
3.- Escríbelo y apréndetelo de memoria. Léelo todos los días varias veces.
4.- Haz un mural con fotos de lo que estás pidiendo.
5.- Agrega esta petición en tus oraciones.
6.- No hagas declaraciones que son mentira. No digas “soy rico, soy rico” si no lo eres. Imagínate rico, viviendo en el lugar que  te gusta y rodeado de la gente que te gusta. Puedes declara que tu riqueza se está formando en algún lugar del universo, pero no mientas, pues al hacerlo confundes a tu cerebro.
7.- Si amas a Dios y alguna vez has pedido que Dios tome el control de tu vida y te ayude a vivir como un hijo de Dios, los ángeles ministradores intervendrán y te impedirán que hagas algo que no va a favor de la ley de Dios.

Por supuesto no basta con «pensar» hay que ver las oportunidades, atreverse a tomarlas y trabajar físicamente en la cosecución de la idea… pero esto lo veremos en el próximo capítulo;-)

 

Por qué dar gracias por todo

Cuando se lanza un deseo más allá de un pensamiento fugaz, sino un deseo que va acompañado de sentimientos y emoción, el Universo devuelve una energía – materia para que ese pensamiento se materialice. Cuando esa energía – materia llega a nuestra frecuencia, se “dualiza” y veremos en nuestro entorno ambos polos de nuestro deseo.

Por múltiples razones, enseguida vemos todos los tropiezos que nos llegan, lo difícil y duro que ha sido el día, la semana, el mes, el año… y ese enfoque hace que perdamos de vista otras sutiles formas de ir hacia el polo contrario.

Así ahora, con este conocimiento, cuando recibas “males” en lugar de bienes, piensa en dar gracias, porque es una prueba evidente que tu petición ha llegado, ha sido recibida y contestada y solo estás experimentando el polo negativo que por otras razones, tiene el camino más allanado en la realidad humana.

Dar gracias por lo malo que te pasa, porque es una evidencia del bien que te viene.

Dar gracias, porque la gratitud es el medio por el que transmutarás de un polo a otro.

Eliminando limitaciones

Eliminado limitaciones

 

Para alcanzar lo que se desea, debemos desprendernos de lo que no se desea. Para mostrar nuestro potencial debemos descubrir y eliminar nuestras limitaciones.

La vida es un proceso de descubrir y transmutar.

Al quitar lo sucio, aparece lo limpio, al quitar la máscara, vemos el Ser, al quitar las barreras ocurre la libertar. Todo ya estaba ahí, solo es cuestión de destaparlo, fortalecerlo y hacerlo crecer. Pero no ocurre solo, es un trabajo que se elige hacer.

La ley de las cuerdas

Vivimos en un mundo lleno de dualidades y el pensamiento y las emociones no se escapan.

Se puede pensar en positivo o en negativo. Se puede sentir para crear o para destruir.

El pensamiento positivo tiene una vibración muy alta que emite una luz muy brillante mientras que el pensamiento negativo es de frecuencias bajas y oscuridad.

La ley de las cuerdas establece que una cuerda en vibración hará que otra cuerda ajustada en la misma frecuencia también vibre sin que medie más energía que la trasmisión de la vibración.
Las emociones intensas son como cuerdas vibrante, emiten algo así como una vibración que es captada por otras personas.

Cuando una persona se encoleriza emite vibraciones que son atraídas por otra persona receptiva a este estado y ambos “vibran” en consonancia contagiándose los estados de ánimo. Esto puede llegar a situaciones límite cuando muchas personas se van influenciando unas a otras. ¿Verdad que lo has vivido alguna vez?

Lo mismo sucede cuando somos personas positivas, pues las personas que están receptivas que sueñan con vivir felices y recibiendo aquello que desean, se ven contagiadas por tu luz.

Sostener una mente positiva en medio de circunstancias negativas es un trabajo que requiere de entrenamiento y no es el camino natural. Es decir, que requiere de la voluntad, de la decisión de hacerlo.

Un abrazo,

El pensamiento positivo

Muchos libros y autores del pensamiento positivo, debido a su entusiasmo, o su ignorancia, la inocencia, o la razón que sea, enfocan mucho en los aspectos más bonitos de la ley de la atracción, dando a entender, a veces, que es una ley inmediata, fácil de aplicar, e igual para todas las personas. “lo que está en tu mente está en tu mano” es cierto, es una verdad, como que “yo soy Dios”, son sentencias verdaderas a nivel legal, pero se manifiesta de muchas maneras y en distintos grados en cada persona, dependen del lugar y la época.

Ignorar las propias limitaciones o las ajenas, las leyes que fueron dadas para lo físico sin antes dominar las leyes más superiores, es un error muy común. Luego vienen las frustraciones.
La mente es poderosa, muy poderosa capaz de crear situaciones increíbles y absolutamente fuera de toda ciencia conocida, pero existimos bajo un orden, unas leyes que hacen que las cosas funcionen y se mantengan estables.

Además, la mente es un ente colectivo fruto de la actividad de todas las mentes individuales que existen ahora, que existieron y que existirán. El poder de mi mente está influido por el poder de todas las mentes y está limitado por mi propia capacidad o nivel de maestría.

El enfoque correcto de la ley de la atracción, es: no te mientas, no te engañes, analiza la realidad y toma medidas con lo que está en tu mano mientras visualizas el final deseado. No te digas “soy rico” cuando no lo eres todavía. No te digas “estoy sano” cuando no lo estas todavía. Mejor, si quieres ser rico, imagínate sintiéndote genial con una cartera repleta de billetes, corriendo con un deportivo o en esa casa que tanto te gusta.