Entradas

De todos se aprende

De mis hermanos de la Nueva Era he aprendido muchas cosas buenas. Este universo está lleno de energía y sería de tontos no aprovecharlas y tratar, en lo máximo posible, de conocer sus leyes. Es de sabios estar en armonía con la naturaleza, tener un buen karma y no preocuparse por el pecado. Y especialmente esto último es muy necesario, pues el preocuparse tanto del pecado, ha producido y produce solamente una inconsciencia de culpabilidad la cual es la fuerza que transforma esta creación y la ha convertido en lo que vemos hoy día.

Estoy muy agradecido por la Nueva Era pues está animando a la gente hacia lo espiritual y a alejarse de la religión.