Entradas

Claves del éxito en la pareja

Amor en parejaHe pensado mucho estos días acerca del tema del amor en la pareja, acerca de por qué tantas parejas fracasan en sus buenas intenciones iniciales, porque, que yo sepa, nadie se casa con el deseo de separarse dentro de unos años, sino que la intención es de amor eterno.

Lo que veo es, que la mayoría de las relaciones viven unos dos años de enamoramiento y luego un período de tranquilidad o “calma chicha” que pronto se convierten en  alternancia de períodos de amor y hostilidad.

De pronto, un día tu pareja hace algo que te exaspera de una forma que no puedes aguantar, te agarra en un mal día y vienen las primeras discusiones. Luego la reconciliación. Los períodos de amor intenso con los de hostilidad intensa, se alternan de forma sistemática, en crescendo, que según cada pareja son de días, semanas, meses…

La relación amor – odio en la pareja acaba por convertirse en una adicción

 

Los Roper

La mayoría de las personas que viven en pareja, acaban viendo esto como normal, sus padres así se lo dicen, sus amigos así se lo dicen, las series de televisión se lucran con esas situaciones «cómicas» y con los años, si los períodos de hostilidad no sobrepasan cierto límite de cada cual, su forma de vida se convierte en una adicción, un hábito, esa «zona de confort» * en la que parece que, al menos, estás vivo.

Es la alternancia de los estados de la dualidad del mundo en el que vivimos que pretende darnos la sensación de estar vivos, pero no es más que una mera ilusión. Veo mucha pareja encadenadas a este proceso sin saber cómo salir.

El problema surge cuando se pierde el equilibrio

Cuando los ciclos destructivos ocurren con demasiada frecuencia e intensidad, (que por cierto ocurre mucho más de lo que se aparenta), sucede que muchos matrimonios o vidas en pareja que ya son mayores, ya ni se soportan, pero tampoco tienen las ganas o el coraje de romper con lo establecido e iniciar una nueva vida o simplemente no saben cómo salir de ahí.
En mi opinión, es mejor extirpar aquello que cuando enferma se convierte en un tumor, siempre y cuando no sabes cómo sanarlo, porque ese tumor lo único que está haciendo es contaminar todo lo demás. Nadie quiere tener que extirparse un miembro de su cuerpo, lo que le gustaría es sanarlo, pero si no sabes cómo hacerlo, si recurres a los profesionales y no saben cómo sanarlo, lo mejor es extirpar.

Ahora bien, hay que considerar en este punto, si se ha llegado a experimentar ese estado insoportable por una programación mental heredada, porque en tal caso el problema se repetirá y la ruptura de la pareja no será la solución.

 

Dado que vivimos bajo un universo dual, las polaridades son ínter-dependientes y alguno pudiera pensar que si pueden eliminar el lado negativo, entonces todo sería positivo, pero lo cierto es que mientras estemos en este mundo, la dualidad formará parte de todo lo que hagamos. Lo positivo contiene lo negativo y lo negativo contiene lo positivo y hasta que no amemos intensamente a ambos no nos elevaremos hasta experimentar el Amor verdadero.

El amor y el odio son manifestaciones naturales, a nuestra frecuencia humana, de distintos grados de una energía mucho más elevada que es el Amor verdadero, el Amor de Dios o de los dioses, el Amor puro, AMOR con mayúsculas que casi ninguno de nosotros puede tan siquiera imaginar en su totalidad pero que a la vez estamos capacitados para experimentarlo.

Este Amor es tan raro de ver como los humanos iluminados y difícilmente podré yo ahora hacer una descripción de lo que es este Amor, pero sí puedo decir que muchos lo hemos experimentado en algún momento cuando ha habido un estado de desconexión total con el Ego o la mente errada y hemos, por decirlo de alguna manera, como «ascendido» a una capa de paz y ausencia de todo y presencia de todo a la vez. Un estado de no yo.

Este Amor no tiene contrario porque está en la frecuencia pura, y no se ha dualizado, es un Amor muy difícil de sostener porque, uno tiene que batallar con el día a día y por supuesto consigo mismo, (porque, recuerda, no son los demás el problema). Pero de todas las metas que los seres humanos podemos fijarnos en esta vida, creo, que la de experimentar el Amor verdadero, es la más importante.

Hay tres energías puras que coexisten con la dualidad y una de ellas, la más importante, es el AMOR.

La forma que conozco en la que el verdadero amor se puede sostener en una pareja, es que cada uno de ellos sea consciente del Ser que verdaderamente es, viva su propia vida en el presente, no tenga expectativas con respecto al otro y se desapegue de cualquier resultado. Sencillo 🙂

Básicamente es vivir el presente siendo consciente del Ser divino que verdaderamente soy. Creo que la palabra clave aquí es: Consciente.

No hay un único camino para llegar a este estado de consciencia, pero el único camino es conocer la verdad. El conocimiento de la Verdad te hará libre. Es el conocimiento de la divinidad, no la existencia de la divinidad, lo que nos “salva”.

Lee, lee mucho de autores conscientes. Siempre digo que hay más salud, dinero y amor en las bibliotecas que en ninguna otra parte.

Comparte si te ha gustado 🙂

——————————————————————————————

*La “Zona de Confort” se refiere a esa forma de vivir a la que nos hemos acostumbrado, aunque en realidad no sea, precisamente  confortable y que salir de ahí nos produce miedo.

.

.

Conectar con Dios para ser feliz

Conectar con Dios - El ritual de la felicidadHablar de Dios es difícil, porque hay muchos conceptos preconcebidos acerca de lo que significa «Dios» y de como relacionarse con ese ser, entidad, energía, persona, Padre o quien sabe la cantidad de formas que hay para referirse al Ser Supremo que todo lo llena y que sabemos o intuimos que está ahí y que de alguna manera nosotros formamos parte.

Así que quitando prejuicios me referiré a Él – Ella – Ello como Dios.

Hay muchas formas de conectar con Dios, con Todo lo que es, con la fuente infinita que lo llena todo…

La primera y principal es siendo consciente de que somos Uno con Dios. Que nuestro Ser más profundo es una unidad inseparable con el Todo.
Esto es fácil de decir pero difícil de creer. Porque el ser humano natural ha bloqueado esta conexión y si no se recibe una comprensión acerca de cómo conectar, el hombre natural se hace bruto y más animal que hombre.
Como el Maestro Yeshúa dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”
Es el conocimiento de la verdad lo que verdaderamente libera, no la existencia de la verdad. Esto de “conocer” implica un entrenamiento, una disciplina. Porque en un momento dado de la vida, de pronto se te ilumina un concepto de la Verdad y uno toma la decisión de seguir cierto rumbo, pero a partir de ahí hay mucho por descubrir y por poner en práctica.

A medida que el ser humano va siendo más consciente de su verdadero Ser, se hace más poderoso, más creador, más dueño de su supuesta realidad.

Para poder conectar con Dios se nos ofrecen muchas formas naturales que nos permiten entrar en esa disposición de recibir de la Fuente la energía necesaria para sanar, para liberar, para romper lazos, para corregir ideas erróneas… Por ejemplo:

La meditación.

Meditar es entrar en un lugar de reposo de los pensamientos. Callar la afanosa mente y conectar con la respiración de uno mismo, con el movimiento oscilante de energías que entran y salen de la realidad humana a la realidad del Todo. Constantemente estamos entrando y saliendo de la Potencialidad Pura a la realidad física. Ese entrar y salir se hace poderoso cuando conscientemente tomamos de la energía de la Potencialidad Pura y la traemos a la realidad humana.

La oración.

Relacionarse con Dios como si de un Padre se tratara, es una forma muy sencilla para que nuestra mente humana pueda participar de esa relación. Para muchas personas esta es la mejor manera de ver a Dios y no necesitan comprender ni investigar acerca de lo abstracto. Cuando yo estoy saturado de información y veo que hay tantas ideas acerca de Dios, siempre vuelvo a mis bases cristianas y charlo con Dios como si fuera un Padre sabio, justo, bondadoso. Es sencillo. Es poderoso, es liberador.

Vivir el ahora.

Hay un poder infinito en la decisión y aplicación de disfrutar del momento presente. El presente es lo único que hay. El pasado no existe y el futuro es incierto. Solo podemos vivir el presente. Esto no significa ser un irresponsable y no planificar, significa disfrutar del ahora y vivir la vida con el propósito de ser feliz.
Yo siempre pongo el ejemplo del maquinista que conduce un tren de gran tonelaje. Tiene que empezar a frenar muchos kilómetros antes de llegar a la estación. No puede ser un irresponsable y decir, “bueno, ya frenaré cuando llegue a la estación” ni tampoco estar todo el viaje preocupado por si los frenos funcionarán.

El desapego.

Una de las ataduras más fuertes a esta supuesta realidad es el apego a los resultados, a mi verdad, a mis deseos… Las expectativas de ciertos resultados o ciertos comportamientos en los demás es una de las principales causas de ruptura o división. Liberarse del apego es muy difícil, pero es una puerta increíblemente poderosa para conectar con el Ser.

 

Si te a gustado el artículo, me ayudas si lo compartes 🙂 Gracias.

Vas a tener éxito

vas a tener exito“VAS A TENER ÉXITO” porque no es una cuestión de suerte sino de tesón.

 

Hay cosas en la vida que son «tal como Dios las da» y hay cosas que son «tal como uno se las trabaje». Muchas veces nos rendimos ante la evidencia del fracaso, de los sueños no alcanzados, de los años y años de aplicar la Ley de la Atracción y no ver ninguna mejora. ¿Te ha pasado? Pues claro que sí. Porque lo que muchas veces los libros de autoayuda no dicen, es que somos la gota que perfora la roca… con los años y el tesón.

Por eso no hay que desmayar y reponerse después de cualquier fracaso. Vale, tómate un año sabático, pero vuelve a la carga.
Estamos experimentando cambios emocionantes y esperanzadores, que algunos llaman crisis donde muchas personas de verdad están sufriendo, pero en medio de esta situación, otros encuentran oportunidades. Uno piensa, va pero esas personas son superdotados… pero no es así. Simplemente han aprendido a despojarse de creencias, de pesos muertos o ideas que no se pueden aplicar ya, que pertenecen a un pasado, quizá glorioso, pero que ahora no funcionan. Por ejemplo:

Ya no podemos hablar de seguridad en el empleo, de garantía de trabajo por tener una carrera, de propiedades… Las “seguridades” del siglo XX han cambiado y nuevas formas de pensar y trabajar están surgiendo. Uno se puede adaptar o lamentar.

La diferencia entre las personas es que los emprendedores se adaptan.

Cada vez son más las personas que se plantean que su futuro será generar sus propios ingresos y una de las mejores herramientas, es esta gran ventana al mundo que se llama Internet.

Sin embargo, tener éxito en Internet no es fácil. Muchos se lanzan a crear negocios on line pensando que con programar una web de comercio electrónico o poner una página web será suficiente, pero actualmente se calcula que hay más de 600.000.000.000 (seiscientos mil millones) de páginas web. ¿Cómo destacarás? ¿Qué modelo de negocio vas a plantear que sea realmente distinto a los demás?

Bueno, pues si estás pensando en hacer negocios on line, permíteme que te trace esta básica hoja de ruta:
Hay tres trabajos principales que tenemos que desarrollar si queremos tener éxito en la aventura de ser nuestro propio jefe:
1.- Un trabajo interior. ¿Qué es lo que verdaderamente amo hacer? No desarrolles un negocio por el dinero solamente, mira aquello que amas y conviértelo en un negocio.
2.- Un trabajo exterior. Tienes que hacer marketing. Sí o sí. Hoy en día todo es marketing y el marketing lo es todo. Necesitas promocionarte y asociarte con empresas que te ayudan en este sentido.
3.- Un trabajo de mejora continua. En lo referente a la calidad no hay línea de meta. Tienes que formarte constantemente y ser el mejor en tu nicho de mercado.
Vamos a desarrollar un poquito más estas ideas que nos ayudarán a tener éxito.

 

 

1.- Un trabajo interior.

Hay una pregunta que muchas veces hago en mis sesiones: El optimista… ¿es optimista porque le van bien las cosas o le van bien las cosas porque es optimista?
Hay toda una seudo ciencia acerca de la relación que hay entre los pensamientos, sean positivos o negativos, y la realidad que vivimos.
Quizá lo has oído nombrar como “El Secreto” “La ley de la atracción” “programación Neuro Lingüística”… etc. No vamos a entrar en detalle en este post acerca de si estas ideas influyen a la hora de tener éxito, de si son ciencia o son palabrería, pero lo que sí es cierto es que leyendo las biografías de hombres y mujeres que lograron aquellas metas que se habían propuesto, todos tenían dos factores en común: La convicción de que ellos lograrían lo que se estaban proponiendo y una actitud emocional hacia lo que estaban haciendo: Lo amaban intensamente.
Si estás pensando desarrollar un negocio en Internet, tienes que saber que es algo muy duro. Hay mucha demanda, es cierto, pero hay mucha oferta y tu web tiene que salir entre los 10 primeros resultados de Google de posiblemente 9.650.463 resultados. Eso no se consigue por hacer lo que hace todo el mundo.
Llevar tu proyecto a la cima tiene un coste familiar, económico, personal, de tesón y esfuerzo que solo se supera si lo que haces es lo que te apasiona y si tu entrenamiento mental/emocional es superior a la media. Como dijo Steve Jobs:

«Estoy convencido que lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no, es la perseverancia»

 

2.- Un trabajo exterior

Conozco bastante gente que es muy buena en su trabajo, excelentes técnicos, programadores, diseñadores que son verdaderos genios, pero odian vender. Sí, literalmente lo odian y después de años de un excelente trabajo técnico o artístico no consiguen tener éxito. ¿Te suena familiar?
Pero mira, déjame que te diga, sí o sí, hay que vender. Hoy en día hay mucha oferta de todo y las personas estamos saturados de información, toneladas de propuestas pasan por delante de nuestros ojos y no es posible prestarle atención a todo.
Ya no basta con poner un anuncio y esperar que los clientes vengan. Hace falta hacer un marketing inteligente que ofrezca a cada persona lo que está buscando. Todo esto encierra técnicas complejas que hay que conocer y si no eres un experto en marketing lo más inteligente es asociarse con empresas que lo hagan por ti ofreciendo tus servicios a los posibles solicitantes y tu dedicar tu tiempo a lo que verdaderamente es tu pasión. Pero sí o sí, de una manera u otra, tienes que hacer marketing.

 

3.- Un trabajo de mejora continua

La formación es la clave de todo profesional. En el Siglo XX se decía que si un profesional no se formaba, le ocurriría que en 10 años valdría la mitad que cuando empezó, debido a la constante evolución de las tecnologías. Pero en este siglo actual (y en especial quien quiera hacer negocios por Internet) este ciclo se reduce a dos o tres años.
Para poder ofrecer algo realmente distinto a la mayoría, la clave reside en ser un experto dentro de tu nicho de trabajo. Y no se puede ser un experto en todo. Se han terminado los “hombre orquesta” que por otro lado nunca han tenido mucho éxito. Las webs que ofrecen de todo serán sustituidas por webs exclusivas, el profesional que abarca muchas áreas, salvo que sea un integrador o coordinador, tiene que especializarse si quiere destacar.
Son tiempos emocionantes donde la mediocridad no tiene cabida. Donde cada persona va a ser responsable de su propio futuro. Algunos se lamentan, y otros se superan a sí mismos.

 

Si te ha gustado el artículo, me ayudas si lo compartes. Gracias.

 

Ser feliz en el trabajo

Como ser feliz en el trabajoTodo el mundo quiere ser feliz en el trabajo. ¿Quien quiere tener un jefe odioso, más problemas de los que puede atender, malos compañeros…etc? Nadie, eso es evidente. Pero ¿cómo podemos hacer para encontrar ese trabajo ideal? ¿Ese trabajo feliz?
Lo ideal sería que los jefes de la empresa fueran seres llenos de luz, amor, inteligencia y sabiduría y esa energía fuera descendiendo hacia los empleados. O que viviéramos en un mundo ideal, maravilloso de paz y amor. Pero de momento, no parece que sea así.
No te desanimes,  hay esperanza, podemos cambiar el mundo. Podemos cambiar la realidad más cercana a nosotros mismos.

En realidad, no es necesario que seas un personaje famoso o un gran líder parar hacer una importante contribución a este mundo. Si haces tu trabajo con buena voluntad y amor, tratando de pensar ¿Qué necesita la empresa donde trabajo? O ¿qué puedo aportar de mayor valor a mis clientes? Ya estás haciendo una gran contribución: estás añadiendo luz a la humanidad.
Quien es fiel en lo poco, cada vez recibirá más. Pero quien no es fiel en lo que ahora tiene entre manos, que no espere mucho más de la vida.
Da lo mejor de ti, con amor. Si no puedes hacerlo pensando en tus jefes, hazlo pensando en ti.
Las dificultades, los jefes difíciles, los clientes exigentes, míralos como maestros y bendícelos (ben-decir = decir bien, hablar bien). Todas las personas que nos rodean, vienen a ser maestros para nuestro crecimiento. Si estás pasando por una mala relación con tu jefe, este es solo un maestro para que algún día seas el mejor jefe del mundo. Y si es en una relación sentimental, pues igual estás aprendiendo como tener mejores relaciones.
Piensa bien, habla bien, actúa mejor.
El “chip” mental cambia cuando uno se da cuenta de lo pasajero e irreal de la vida humana. De la cantidad de conceptos y paradigmas creados por nuestra propia mente colectiva.
Si analizamos todo lo que nos pasa desde una perspectiva exterior, como desde fuera del mundo y con una visión eterna, si somos capaces de ser conscientes del Ser que verdaderamente somos, entonces, todo lo terrenal es muy pasajero y ya no tiene tanta importancia y verás como de pronto eres feliz en el trabajo.
Sirvamos a la humanidad o al Ser Supremo, de todo corazón con alegría en aquellas pequeñas cosas que ahora tenemos entre manos y estaremos arrojando grandes dosis de luz y energía creadora para que nosotros y los demás la tomen en sus momentos de debilidad.
Todo lo que hacemos con amor, vuelve multiplicado con amor. ¿Quieres ser feliz en el trabajo? Haz que tu jefe sea feliz en su trabajo. Que tu empresa gane más. Que sus clientes estén más contentos. La clave es dar con alegría. Si no lo puedes hacer por ellos, hazlo por ti. Recuerda: son maestros.
Todo lo que hacemos con resentimiento, disgusto, rabia, enojo… vuelve multiplicado en esa misma frecuencia y nos pasaremos la vida preguntándonos por qué.
Siempre que hacemos algo en lo que las emociones están implicadas, creamos cosas en esa misma frecuencia de la emoción.
Dale la vuelta a la tortilla y decide ser feliz en el trabajo. Eres el creador de tu trabajo ideal.

.

.

.

La vida es un proceso de mejora continua

Un proceso de mejora continuaLa vida es un proceso de mejora continua en el que vamos averiguando cosas de nosotros mismos que no nos gustan o que claramente vemos que hay que mejorar.
Esas “cosas” oscurecen, tapan, bloquean, impiden que nuestros dones, talentos innatos, buena salud, abundancia… salgan a la luz.
Cuando las descubrimos, (muchas veces después de una crisis) debemos elegir qué hacer con ellas, ya que al venir a la luz pueden aumentar su poder debido al enfoque que se le da, o pueden ser eliminadas y un brillo natural saldrá a relucir.
Casi siempre, el perdón es la clave.

Estas cosas representan muchas veces nuestros miedos, frustraciones, heridas y pensamientos más enterrados de los que no somos conscientes, pero que repercuten en nuestro carácter, en el tipo de personas con las que “nos cruzamos”, en nuestra salud o nuestra enfermedad…

Cuando descubro algo que no me gusta, algo que debo de cambiar, cuando otros me irritan, cuando me suceden “penurias”,  son como pilotos de alarma que se encienden para nuestro beneficio, para que seamos conscientes que hay algo que necesita tratamiento.

Al venir a nuestro consciente tenemos que elegir, entre amar o guardar rencor, entre la alegría o el enojo, entre polos opuestos, casi siempre. Es la técnica del alma para hacernos conscientemente poderosos. Nunca se cansa de repetirnos las mismas cosas.

La transmutación consciente es el arma del maestro, no la negación presuntuosa. Por eso no debemos ignorar los males, sino ser conscientes de la realidad y decidir convertir todo lo que nos sea posible en el polo más positivo del que seamos capaces.

Para los que estén involucrados en procesos de mejora en sus empresas, les recomiendo el libro de

ELIYAHU M. GOLDRATT «LA META»

http://www.casadellibro.com/libro-la-meta-un-proceso-de-mejora-continua-3-ed/9788479787189/1054992

Es un clásico que ya tiene sus años, pero del todo actual

la realimentación del pensamiento

Una emoción habitualmente representa un patrón de pensamiento amplificado y energizado, y puesto que a menudo es una carga energética excesiva, no es fácil inicialmente permanecer presente lo necesario para poder observarlo. Quiere apoderarse de usted y generalmente lo logra, a menos que haya suficiente presencia en usted.

Si usted es empujado a la identificación inconsciente con la emoción por falta de presencia, lo que es normal, la emoción temporalmente se convierte en «usted». A menudo se crea un círculo vicioso entre su pensamiento y la emoción: se alimentan recíprocamente. El patrón de pensamiento crea un reflejo magnificado de sí mismo en forma de emoción y la frecuencia vibratoria de la emoción continúa alimentando el patrón de pensamiento original. Al permanecer mentalmente en la situación, evento o persona que percibimos como causa de la emoción, el pensamiento le brinda energía a la emoción, que a su vez energiza el patrón de pensamiento y así sucesivamente.

Edckar Tolle – El Poder del Ahora

 

Cómo librarse del rencor

El temor, la crítica, la condenación, el rencor… destruyen. Además impiden que se realicen nuestros sueños.

Si nuestras oraciones no están siendo contestadas, es muy probable que aún estemos guardando rencor hacia alguien o hacia algo como una institución, una religión, un recuerdo, algo. Si vemos que no se acaba de quitar el temor, la tristeza, el desánimo, casi con certeza, que es porque hay algo que no hemos perdonado totalmente.

Para poder perdonar verdaderamente algo «imposible» de perdonar se necesita ser consciente de la naturaleza divina de uno mismo o pedir ayuda a la divinidad para suplir la falta de fe o conocimiento de mi Yo Superior.

Si es así, podemos hacer este tratamiento: “Espíritu Santo, reconozco tu presencia y te pido ayuda. Quiero perdonar a todo el que necesite mi perdón y a mí mismo. Sé que en el plano espiritual no hay nada que perdonar y que el rencor solo está en mi mente, pero perdono porque así  es como llego a ser uno con Dios. Gracias Padre-Madre que siempre oyes mis oraciones.”

Ya vimos anteriormente que perdonar no significa permanecer en el lugar ni con las personas que nos hacen daño; significa no guardar rencor.

Vivir el presente

Una vez un hombre cayó por un precipicio y a los pocos metros se pudo agarrar a la rama de un pequeño árbol que crecía en un lateral. Miró hacia arriba… imposible subir. Miró hacia abajo… miles de metros de caída. De pronto se dio cuenta que el árbol era un cerezo y tenía hermosas cerezas. Cogió una, se la comió y dijo: mmm que cereza tan dulce!