Tener el correcto concepto de uno mismo


La confesión: “Señor, no soy digno que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para salvarme” Es buena si viene de la ignorancia, pues denota humildad, pero es mala si viene de quien ya debería saber quién es realmente.

Un rey quiere que sus hijos asuman la responsabilidad de quiénes son y que tomen el control de las tareas de su reino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *