Trabajar por placer (I)

Trabajar por placerLa ley del «Dharma» o dicho en castellano, Trabajar por placer

Podemos elegir muchos caminos en esta vida, cada decisión nos lleva a algún lugar en concreto, unos más acertados y otros menos, y aunque de todas las situaciones podemos aprender si queremos, nos va mejor si escuchamos nuestro corazón antes de decidir.
La vida es mucho más emocionante si escuchamos a nuestro Ser interior y seguimos ese deseo interno que subyace desde nuestra más tierna infancia. Esa ilusión por ser músico, o artista, o misionero, o cualquier actividad “del corazón” que por circunstancias de la vida no se ha llegado a materializar nunca.
Todos tenemos un propósito principal en esta vida que envuelve el mayor aprendizaje en un entorno feliz. Es el llamado “DHARMA”. Este propósito viene acompañado de talentos especiales para poder desarrollarlo en el mejor servicio de los demás. Cuando aplicamos el talento unido con el servicio, experimentamos un éxtasis especial, un gozo difícil de describir, porque nace del espíritu, de lo más profundo de nuestro ser. Es la bendición de Trabajar por placer.
Por eso debemos dejar a un lado los paradigmas que siempre nos han enseñado y con juicio cabal redirigir nuestras vidas hacia la felicidad de la realización de los sueños infantiles antes de que lleguemos a viejo y pensemos que he desperdiciado mi vida.Trabajar por placer 2

Un buen amigo mío, Fran Escudero, que es Bahai, me habló de kahlil Gibran, El profeta, que se convirtió a esta fe, y lo estuve buscando y encontré pensamientos preciosos, como el que ha inspirado este post de hoy. Mira que hermoso:

“Cuando trabajas, eres como una flauta a través de cuyo corazón el susurro de las horas se convierte en música…
¿Y qué es trabajar con amor? Es tejer una tela con hilos sacados de tu corazón, como si tu amado fuese a vestirse con esa tela…”
– KHALIL GIBRAN, El profeta

 

(Ver Trabajar por placer II)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *